fbpx

Nuevos Escenarios Para Los Inmigrantes En Estados Unidos Este 2020

Este año el panorama para los inmigrantes en Estados Unidos tiene nuevos giros, en este artículo te mencionamos algunos de ellos.

Año nuevo y con él nuevos escenarios por presentarse, es un año importante para los estadounidenses ya que se llevarán a cabo las elecciones y todos sabemos que en la época electoral se dejan aflorar muchos aspectos de la vida pública del país, propuestas acompañadas de pensamientos tanto conservadores como progresistas, esta batalla del ying y yang de la política es y será siempre.

Para muestra, un botón. El candidato a la presidencia, Joe Biden mencionó en una de sus ruedas de prensa el día de hoy, que, de ganar la presidencia, propondrá que los inmigrantes aprendan inglés, sí o sí. Que, para obtener los beneficios en cuestiones de inmigración o ciudadanía, pagar impuestos y hablar inglés serán requisitos indispensables, y coincido en que el pago de impuestos lo sea, pero ¿es en serio el idioma un factor relevante? Bueno, pues al menos para él lo es y seguramente muchos concuerdan, así como muchos otros, no tanto.

Estas situaciones deben ser de interés para todos los inmigrantes en Estados Unidos, ya que el clima político este año puede ser tenso y seguro que muchos aspectos en torno a temas migratorios serán tomados en cuenta, se esperan cambios y esperamos que dichos cambios sean para bien, que no se enfoquen en limitar las libertades y derechos de los inmigrantes que residan en el país, pero sea cual sea el caso, es mejor que se mantenga informado y preparado.

Cambios importantes de USCIS

Este año se acomodarán y pondrán en marcha propuestas del mandatario actual que fueran realizadas el año anterior. Para aquellos inmigrantes que se encuentren de manera legal en el país, el Servicio de Ciudadanía e Inmigración de Estados Unidos les tiene algunas novedades que son de su importancia.

Dentro de los puntos que recalcó el presidente Trump el año pasado en cuestiones de migración, se encuentran, por ejemplo, la temática sobre asilo político, empleo para inmigrantes o familiares, es bien sabido que el mandatario actual no concuerda con la bienvenida a los inmigrantes, especialmente los latinos y vecinos mexicanos. Es muy probable que existan más restricciones este año para los inmigrantes.

En 2019, Trump dejó ver su desagrado ante el sistema de asilo, y esto lo hizo por medio de algunas políticas en cuestiones de migración que niegan el asilo en la frontera de México y Estados Unidos, dando básicamente la única opción a quienes piden asilo: quedarse en México, bajo el nombre de “Protocolos de Protección a Inmigrantes” (MPP). Haciendo que alrededor de 50,000 migrantes entre ellos Centroamericanos en su mayoría, a esperar en México a una respuesta a sus peticiones, manteniéndose en condiciones que matan las esperanzas lentamente durante una larga espera.

Se envía a los migrantes de vuelta a sus lugares de origen a pesar de que estas personas están básicamente huyendo por la inseguridad y la falta de oportunidades, se les prohíben las peticiones de asilo a quienes hayan recorrido otro país en su paso por llegar a estados unidos, es decir, básicamente se está sentenciando a un futuro desalentador a los migrantes que buscaban una mejor vida, volver es la única opción y “que dios los bendiga, de aquí no pasan”, este es el mensaje que dejan un mal sabor de boca para los migrantes latinos que piden asilo en el país del sueño americano.

Cabe recalcar que dichas propuestas siguen un proceso ante tribunales, sin embargo, durante el proceso se ejercen con todo el vigor, como si ya hubieran sido aprobadas del todo ante un tribunal. Mientras tanto los futuros y anhelos de miles de migrantes siguen estando a expensas de la suerte, de un milagro o algo que les permita que, ante la adversidad política, logren sus objetivos. Es bien sabido que México es un país amigable con los migrantes y se espera que en ese lado de la frontera se siga apoyando a los migrantes en espera de sus resoluciones de asilo en EUA.

Sin embargo, la buena voluntad de México por apoyar a los migrantes no es suficiente, ya que los incidentes de violencia hacia ellos son una triste y arrolladora realidad, y tal parece que en EUA se minimiza este hecho, afirmando que MPP tiene muy buenos resultados, y la otra verdad es que desde que se empezó a implementar dicho protocolo solamente son 117 las personas que han recibido el asilo.

A pesar de que MPP está en proceso de aprobarse en un tribunal de California, es muy probable que el gobierno federal apele, y llegue a la suprema corte de justicia, por lo tanto, el clima migratorio sigue estando candente y los migrantes siguen apostando sus futuros a petición de un asilo y aguantando de pie las dificultades que se presentan en su camino y en su espera.

En la actual administración se redujo como mínimo la admisión de 18,000 refugiados para este 2020, (en la administración de Obama el tope era de 110,000). Pero esa reducción no solo se limita a un menor ingreso de asilados, sino que también representa un atentado laboral ante las oficinas locales que se sustentan con los fondos federales relacionados a refugiados, las matemáticas aquí son simples: menos asilados, menos dinero y, por ende, menor presupuesto para mantener los puestos intactos por lo tanto se prevén despidos y en el peor de los casos, cierre de algunas oficinas.

Dentro de los cambios en USCIS se espera que este año incremente el costo de sus tarifas, así como un 83% de ciudadanía por medio de la naturalización, tarifas de $640 dólares a $1,170 dólares. Cifras históricas, a su vez se les cobrará a los solicitantes de asilo, la cantidad de $50 dólares, entrando al pequeño grupo de cuatro países que cobran por una petición humanitaria como el asilo.

Otra cifra que cambiará este año es la del Formulario I-765 para la solicitud de autorización de empleo, incrementará a $490 dólares; y para quienes deseen quitarse de la residencia permanente por matrimonio por medio del formulario I-751, el costo será de $760 dólares. Se esperan más incrementos publicados por USCIS.

Ahora los migrantes de procedencia mexicana que estén solicitando asilo en Estados unidos, podrán ser enviados a Guatemala durante el proceso, debido a un acuerdo firmado en esta administración de Trump con dicho país de Centroamérica. En dicho acuerdo, quienes provienen de Honduras o El Salvador y solicitan asilo, pueden ser enviados a Guatemala primero para solicitar asilo ahí.

Por dicha razón si los mexicanos solicitan asilo, pueden ser enviados a Guatemala, primero, sin embargo, el gobierno de México no está de acuerdo con dichas medidas, pues de esa madera se estaría afectando los intereses de quienes buscan protección y es bien sabido que Guatemala está experimentando sus propios desafíos ante la violencia y economía.

Este acuerdo nació de los deseos de Trump por erradicar la inmigración de latinos a Estados Unidos, y con esto se puede evitar que muchos migrantes se aventuren a la travesía por México para llegar a su destino final, en el país del norte. Es bien sabido que Guatemala es parte del llamado “triángulo del norte de Centroamérica”, los otros dos países lo conforman Honduras y El Salvador. La violencia es aplastante en esa zona y los migrantes, precisamente, huyen de ello.

Por ende, si las personas huyen de dicha zona, no se considera muy apropiado ni la mejor de las opciones enviar a los solicitantes de asilo a ese lugar, en donde solo vuelven a exponer sus vidas al peligro que está a la orden del día. En donde, según informes del banco mundial, en Guatemala la tasa de asesinato le gana por cinco veces a las cifras de Estados Unidos. Sin dejar del lado el hecho de que dicho país no cuenta con los recursos económicos para solventar un programa como este.

Por su parte, el canciller mexicano, Marcelo Ebrard, aparte de expresar su inconformidad con dichas acciones, mencionó que alrededor de 900 compatriotas solicitantes de asilo se pueden ver seriamente afectado por dichas medidas a partir de febrero del año en curso yen ese sentido, el gobierno mexicano estará al pendiente para velar por los derechos humanos de su gente.

Finalmente, las estrategias de Trump realizadas el verano del año pasado en las que, amenazó a los países centroamericanos y a México con aumentar los aranceles, dieron frutos, pues, aunque el gobierno mexicano no se dejó intimidar, el gobierno guatemalteco prefirió firmar dicho acuerdo antes que enfrentarse a más problemas económicos y diplomáticos con el país norteamericano. A su vez, Honduras y El Salvador accedieron.

Luego de que el gobierno Trumpista le exigiera medidas más rígidas a México para frenar el flujo migratorio, sucedió lo esperado, ya que, en efecto, las cifras disminuyeron significativamente. El gobierno lopez obradorista se apoyó en su Guardia Nacional para asegurar la situación de inmigrantes ilegales en su frontera sur, también tuvo efecto la medida tomada de EUA por mantener a los solicitantes de asilo de lado sur de la frontera hasta que obtengan una resolución a sus peticiones.

No todo son malas noticias para los inmigrantes, ya que, respecto a la regla implementada por Trump sobre considerar a ciertos inmigrantes como carga pública, está siendo obstaculizada por un tribunal federal de apelaciones. Recordemos que con la propuesta se pretendía que se retuvieran las green card de inmigrantes que requieran de apoyos gubernamentales, tales como el Medicaid o los cupones para alimentos.

El pasado miércoles 1 de enero la casa blanca no se quedó con las manos cruzadas y en respuesta a dicho bloqueo por parte del tribunal, el segundo tribunal de apelaciones presentó una apelación, dando la oportunidad a la casa blanca de que presenten documentos y pruebas el 14 de febrero, los argumentos orales aún no tienen fecha.

Los personajes detrás de este evento serían el estado de Nueva York y su respectiva ciudad, Connecticut, Vermont, así como organizaciones en defensa de los derechos de los inmigrantes en los Estados Unidos. Unos de los abogados en pro de los inmigrantes, James Johnson, afirma que tales modificaciones afectarían seriamente a la comunidad de inmigrantes en el país, así como reconocer el hecho de que se trata de un atentado a los valores de la ciudad de Nueva York, una ciudad cosmopolita que recibe con los brazos abiertos a los habitantes del mundo, ¿por qué tendría que ser diferente ahora?

La administración de Donald Trump ha basado su política en el tema migratorio y las restricciones que promete para erradicar a los inmigrantes lo más posible, y no se ve un cambio de mentalidad al respecto, ha sido muy claro en ello, desde su campaña electoral era muy remarcado su objetivo una vez que asumiera el cargo, y en ese sentido, vaya que sí ha cumplido y no deja se sorprender con sus propuestas y amenazas a países latinoamericanos para que cooperen con disminuir el flujo de inmigrantes hacia Estados Unidos.

 Pero la reciente demanda no es la única, pues hay otras demandas sobre el mismo problema, por todo el país activistas han presentado demandas ante dicha ley, en algunos tribunales federales de apelaciones se llegó a la conclusión de que se deben cumplir los mandatos establecidos por tribunales inferiores, un tercer tribunal de apelaciones optó por suspender la orden judicial en Illinois sobre este mismo tema.

Sin embargo, la demanda presentada en Nueva York el miércoles 1 de enero involucra una orden judicial nacional, lo que significaría que dicha propuesta sobre la carga pública no puede realizarse en ningún lugar hasta que se resuelva un veredicto. La demanda estelar se encuentra como Nueva York y otros contra el Departamento de Seguridad Nacional de EE. UU. Y otros, 2 ° Tribunal de Apelaciones del Circuito de EE. UU., No. 19-3591.

No podemos esperar que este año sea diferente a los anteriores, sabemos que será el cuarto año consecutivo en el que el presidente de no visitará la estatua de la libertad ni dará ese discurso donde se reconoce a Estados Unidos como un país de inmigrantes porque claro, sería una enorme contradicción y la más grande de las ironías.

ADN de migrantes en las bases de datos del FBI

El pasado 6 de enero se puso en marcha un programa experimental para la recolección de muestras de ADN en algunos grupos de inmigrantes, así como de inmigrantes que se encuentran bajo la custodia se oficiales fronterizos, el programa piloto no es bien visto por todos, pero tal como el nombre lo dice, no se ha establecido aún, solo se está poniendo en marcha para encontrar los pros y contras.

En las fronteras del país la patrulla fronteriza tiene instrucción de recolectar ciertas muestras de ADN en un sector de inmigrantes bajo ciertas especificaciones, específicamente en los puntos de frontera con Canadá en Detroit y personal de CBP en Eagle Pass, Texas, así como a lo largo de la frontera de México con Estados Unidos. Simples muestras con isopos, se pretende crear una base de datos para crear perfiles delictivos en el FBI. Ya sea que cometieron delitos o no.

Hay oposición por parte de los defensores de los derechos de los migrantes en el sentido de que es una medida extremista y que además se trata de información muy delicada la de la recolección de muestras de ADN que básicamente es “a la fuerza”, pues al momento de llevarse a cabo los inmigrantes se encuentran en desventaja.

CBP afirma que los programas piloto tendrían una duración de 90 días; en la frontera de Detroit se tomarán muestras de personas entre 14 y 79 años, en Eagle Pass llevarán a cabo el mismo estándar de edades para la toma de muestras de ADN.

Dicho programa piloto constará de 5 fases, en la primera, se recolectará ADN únicamente de los migrantes con antecedentes penales, así como de los poseedores de green card y ciudadanos estadounidenses que estén remitidos a un enjuiciamiento, muchos de los migrantes que entran ilegalmente al país son remitidos al departamento de justicia.

Respecto a las otras cuatro fases del programa, CBP irá incrementando el número de oficiales, con el respaldo de los sectores fronterizos y de los puertos de entrada. Al momento de la quinta y última etapa del programa, se podría ampliar el alcance de dichas medidas si el departamento de justicia y DHS lo acuerdan.

Dentro de las restricciones de este programa se encuentran la de no tomar muestras de personas con discapacidad mental ni para quienes llegan al país confines de atención médica. Así como ciertos migrantes que se encuentran bajo el resguardo de ICE, ya que antes de llegar a esa institución ya pasaron por CBP donde seguramente ya se habrá recolectado la muestra del ADN correspondiente.

La medida había sido anunciada en octubre del año pasado, eliminando así las limitaciones que se habían establecido en 2010 en la administración pasada, en ese entonces Janet Napolitano, la ex secretaria de seguridad nacional, había anunciado que esa medida solamente aplicaría para los detenidos por cargos criminales o los procesados para una remoción.

Se espera poder utilizar la información en un futuro para el único objetivo de aplicar la ley y ser de utilidad en pistas de investigaciones en proceso. Y que no hay una posibilidad de que la información se utilice para seguridad publica o de investigación antes de transferir a los migrantes a las agencias respectivas, de su liberación o deportación. Pero los defensores de los migrantes temen que la información recopilada sea utilizada con otros fines, así como el hecho de que los migrantes ignoran los propósitos del programa, así como la existencia de este, la desinformación es un factor preocupante. Se quiere que al menos existan avisos o carteles en las instalaciones de ICE y que los oficiales de CBP les informen verbalmente de dicho procedimiento para que las personas estén informadas al respecto.

Sobre DACA y otros temas de inmigrantes

Este año se esperan cambios decisivos en la vida de los inmigrantes en Estados Unidos, tenemos los casos por deportación diferida, las esperas en autorización para empleo, miles de solicitantes de asilo, entre otros muchos temas en cuestiones de migración, tal parece ser que se espera con ansias que se termine este mandato que ha puerto la mira fuerte y fijamente sobre los aspectos migratorios con el objetivo de limitar la entrada de más inmigrantes, especialmente, los latinos.

En noviembre se llevó a cabo una audiencia de argumentos orales donde se busca eliminar DACA implementada en 2012, donde se protege la deportación de 700,000 jóvenes, la corte suprema estudia el caso para tomar una decisión sobre la legalidad al respecto.

DACA fue cancelado por Trump el 7 de septiembre del 2017, sin embargo, el 9 de enero del 2018 una corte federal en el norte de California la destituyó, exceptuando nuevas inscripciones al programa. Desde ese momento se lleva a cabo una lucha por DACA, a favor y en contra, ambos lados se enfrentan con sus respectivos argumentos y de ellos se derivan al menos cuatro fallos a favor, tal como el de la corte de apelaciones del 9no. Circuito en el que se permitió que el caso llegue al máximo tribunal del país.

Se argumenta que el programa que ha sido benéfico para el resguardo de miles de jóvenes que luchan por un mejor futuro, ha sido cancelado en base a las creencias personales del mandatario y bajo el argumento de su posible ilegalidad, así como haciendo uso de abuso del poder, ya que se dejan de considerar importantes aspectos sobre los derechos de los inmigrantes y no ha sido respetuoso de los procesos debidos para una cancelación de este tipo, se plantea que este ni siquiera debería ser tema a discusión. Sobre ello se espera un veredicto en el periodo entre enero y junio, con mayor probabilidad de obtener una respuesta final a finales del verano de 2020.

Un grupo de médicos en el ramo de pediatría, expertos en el desarrollo infantil y defensores de los niños presentaron una declaración ante el tribunal, pidiendo que los jueces tengan en cuenta la salud mental y el bienestar de los niños beneficiados por dicho programa, argumentando tácitamente que si se elimina DACA se afectaría gravemente la salud mental y física de los niños que actualmente son beneficiados. Actualmente son alrededor de 250,000 niños que nacieron en Estados Unidos con padres bajo el beneficio de DACA, y se estima que 72,600 de esos niños radica en California.  Personas pequeñas que no han cometido ningún crimen, y que para ellos su hogar es Estados Unidos, no conocen los lugares de procedencia de sus padres muchos de ellos, y sin embargo, fríamente se quiere terminar con un programa que les arrebataría las esperanzas y sueños de las manos, por una mente cerrada que no admite la realidad de la migración como una necesidad humana más allá del hecho de que somos nómadas por naturaleza.

Barack Obama fue quien implementó la política DACA en 2012, en el que los beneficiados deberían cumplir con ciertos requisitos, tales como contar con la edad de entre 15 y 30 años y haber llegado a Estados Unidos cuando se tenía menos de 16 años y hayan radicado en el país por al menos 5 años.

Debían estar estudiando y haberse graduado de la secundaria, contar con GED o bien, ser veterano en las Fuerzas Armadas o en la Guardia Costera, no contar con antecedentes penales de delitos graves. Alrededor de todo el país son aproximadamente 700,000 las personas que pueden dormir tranquilamente con la protección DACA.

Son muchas las circunstancias que rodean a las familias que se benefician de este programa, al proponer eliminarlo se desecha cualquier rastro de humanidad y o cualquier ápice de empatía, no se toma en cuenta que hay casos de niños que nacen con problemas graves de salud y que requieren de atención medica especializada, y que afortunadamente en un país como Estados Unidos pueden contar con esa atención, sin embargo, de ser deportados por la eliminación de DACA se condena a una persona inocente a un lugar desconocido que además, de ser uno de los casos que requiere atención médica, se le podría incluso estar condenando a la muerte al ser enviado a un lugar en el que no contará con dicho apoyo.

Dentro de los argumentos planteados por los especialistas en el desarrollo infantil, se expone el hecho de que los niños que se encuentran preocupados por una posible deportación, en el que la familia que conocen se desintegraría y no solo eso, sino el mundo que ellos conocen, los daños implican desde ansiedad hasta la depresión y por ende, tendrán un mal desempeño en sus actividades escolares.

Vivir a la espera de lo que se resuelva, vivir a la espera de que un grupo de personas determine sus futuros con base en políticas que dejan de lado los aspectos humanitarios y que se basan en injustos datos erróneos y caducos, ya que las cifras en cuestiones de inmigración toman nuevos rumbos, cada vez son menos los mexicanos que llegan ilegalmente al país así como las cifras de los indocumentados cruzando a pie por la frontera, tal parece que la decisión está en juego por un capricho de una minoría, por no decir de una sola persona. Cualquiera que se dice humano, puede pensar en las afectaciones que se causarían, principalmente, a los niños.

En un reciente estudio realizado por Pew Research Center y publicado el pasado 8 de enero del año en curso, el concepto que el resto del mundo tiene sobre Estados Unidos y su respectivo presidente varía mucho. Fueron 33 países los encuestados en 2019 y en su mayoría tienen buenas opiniones sobre Estados Unidos y por otro lado, una confianza baja en el presidente de dicho país.

Comparado con encuestas anteriores, Trump inspira menos confianza que Obama para otros países, así como también, es el que recibe más puntaje negativo que otros líderes mundiales ya que sus políticas exteriores llegan a ser anti diplomáticas en ocasiones. Normalmente quienes apoyan sus políticas pertenece a la corriente de derecha.

Las opiniones positivas respecto a Estados Unidos provienen, en su mayoría, de Israel, Filipinas, Polonia, Corea del Sur, Ucrania y Lituania, y solo el 39% de los encuestados alemanes y el 20% de los turcos tiene una impresión positiva del país en cuestión.

Son los jóvenes quienes tienen una mayor tendencia a comentarios positivos sobre Estados Unidos, ya que la mayoría de los países encuestados la tendencia de comentarios positivos provenía del sector joven d e la sociedad entrevistada. Tal es el caso de Rusia, el 57% de entre 18 y 29 años emitió comentarios positivos, en cambio, el 15% de los rusos entrevistados de arriba de 50% no tienen una opinión favorable sobre EUA. Y ese mismo patrón fue constante en las encuestas.

De las encuestas se concluye que en su mayoría a nivel mundial la confianza y aceptación hacia el mandatario estadounidense es baja, sin embargo, eso no significa que no sea bien recibido por ciertos simpatizantes en otras partes del mundo. En su mayoría son los europeos y latinoamericanos quienes no tienen una buena impresión de él y sus conductas diplomáticas. El panorama es diferente en países asiáticos como Filipinas o Israel con una aprobación a Trump de 77% y 71% respectivamente. Y casi el 50% de los entrevistados en Kenia, Nigeria, India y Polonia tienen confianza y buena impresión de Trump.

En dicho estudio publicado por PRC se puede observar la diferencia de opiniones que engloba a Estados Unidos en otras partes del mundo y cómo es visto el actual presidente. Es irrefutable que ha estado envuelto de controversias en cuestiones políticas, pero esto no es nuevo, sino que desde su campaña electoral ya se podía predecir su conducta una vez que tomara el mando.

No simpatiza con los inmigrantes, es cierto, no los quiere, es cierto, y eso ha sido siempre, desde antes de ser presidente, desde antes de postularse a la presidencia, y ahora que tiene el mando del país ha hecho a su antojo modificaciones que, ciertamente, no favorecen a los inmigrantes en Estados Unidos; la carrera presidencial está en marcha, encuestas como la realizada por PRC son interesantes, y nos ayudan a darnos una idea más clara sobre las repercusiones del actuar político del líder republicano.

Pero más allá de las encuestas, este 2020 se determinará si se desea continuar con la actual política antiinmigrante o bien, si se desea cambiar la página y dar un giro radical. Tomando en cuenta que cada vez son más las pruebas que apuntan a que no del todo cierto todo lo que se dice contra los inmigrantes, ya que aportan una buena partida económica en la temporada de impuestos por ejemplo, así como el hecho de que según las cifras recientes, en la actualidad los ilegales en su mayoría entran al país  por medio de puertos de acceso como aeropuertos y sus visas caducan estando allí, por lo que se convierten en ilegales, si es cierto que continua la migración a pie con acceso ilegal, pero es menor que en épocas anteriores.

Sin duda el 2020 es un año de fuertes determinaciones políticas, y los inmigrantes tienen mucho en juego, de aquí a que sean las elecciones se esperan cambios significativos en torno a los inmigrantes y muchas cosas pueden pasar, muchos sucesos pueden ponerlos en riesgo de deportaciones, perdida de privilegios, etc.

Llámenos al +1 (704) 243-6333 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo a cumplir con sus responsabilidades fiscales, contáctenos por medio de nuestro website  o visítenos directamente en nuestra oficina 4801 E Independence Blvd, Charlotte, NC 28212 para una asesoría legal y profesional en cuestiones de deudas tributarias. Enriquezca su conocimiento al respecto de primera mano en el sitio oficial del IRS .

Dejar un comentario