fbpx

Lo Más Reciente Sobre Inmigrantes En Estados Unidos

Para el gobierno estadounidense es una victoria que se va consiguiendo poco a poco, cuando se trata de reducción de inmigrantes ilegales dentro del país, el objetivo es erradicar la inmigración ilegal, no es un secreto que es la principal prioridad del actual gobierno, pues incluso, este fue el motor de su campaña presidencial.

El mandatario actual ha hecho varias propuestas para conseguir tal objetivo, y en su mayoría, parecen radicales, según la gran opinión popular, púes dentro de esta gran ambición por hacer “a América grande otra vez”, ha caído en la exclusión, haciendo más complicada, incluso, la inmigración legal.

Con propuestas como la visa por mérito, en las que de hacerse realidad algún día, ahora la accesibilidad y las oportunidades de obtener una green card serían exclusivas púnicamente para los más pudientes, en otras palabras, esto sería posible sólo para la gente con mejores posibilidades económicas. Por mencionar una de las tantas propuestas que ha hecho el actual presidente de Estados Unidos.

Sí, son radicales, y es evidente que buscan frenar la inmigración ilegal, pero al mismo tiempo complican la inmigración legal, con requisitos que rayan en la exageración, de hacerse reales todas sus propuestas. No solo se trabaja en estrategias desde Estados Unidos, contrayendo barreras metafóricas y literales sobre la inmigración, sino que también, desde el país vecino del sur, México, también se ha reforzado la prohibición del paso a inmigrantes.

Recordemos que en este año el gobierno encabezado por Donald Trump presionaba al gobierno de López Obrador, para que consigan reducir en su gran mayoría el paso ilegal de inmigrantes, y las cifras apuntan a que lo están consiguiendo, pues el gobierno mexicano se había comprometido a reducir hasta la mitad del flujo de inmigrantes y en los últimos cuatro meses han estado trabajando en ello, con resultados prometedores.

Parece que las amenazas de Trump con aumentar los aranceles pusieron a temblar al gobierno mexicano, pues sí que han puesto en marcha medidas un poco más estrictas para evitar la inmigración hacia el país del norte. Hace unos días, en Dallas, Texas, un grupo de periodistas de Univisión se dio a la tarea de documentar, junto con la patrulla fronteriza la otra cara de la moneda.

Desde el Rio Grande, que colinda con México, este rio es mejor conocido en México como el rio Bravo; este rio nace en las montañas de San Juan de Colorado y desemboca en el Golfo de México, corre de sur a sureste por Colorado y Nuevo México y en el Paso Texas toca la frontera mexicana en Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

Este monstruo silencioso ha sido testigo de muchas tragedias, muchos sueños rotos y a medias, personas que durante muchos años intentan cruzar con la esperanza de encontrar del otro lado del rio una mejor vida, la felicidad, un futuro para sus pequeños, mejores oportunidades, solos quieren una vida más digna, y lo arriesgan todo, muchos llegan, muchos tristemente, no. Este monstruo silencioso no perdona edades, come todo a su paso, sin importar nada, con un kilo de suerte, consiguen pasar con vida.

Al pasar, generalmente está el CPB o control fronterizo, que procura proteger, sobre todo, a los niños pequeños en ese intento por cruzar, son detenidos por cruzar de manera ilegal, lo cual es un delito, pero a su vez son procesados para analizar sus casos y determinar si son merecedores a un asilo político o no. Y la suerte dirá.

Pues bien, los reporteros de Univisión que han hecho ese recorrido junto a la patrulla fronteriza documentaron algunas de las historias. Como el caso de Wilmer, un padre hondureño con su pequeña de 3 años, quienes fueron levantados por agentes de CIE luego de ser vistos caminando en una carretera de McAllen. Por supuesto, cansados y deshidratados, luego de una larga travesía.

La historia de Wilmer es una de miles, detrás de su persistencia por cruzar se encuentran sus cuatro hijos, a quienes no ve desde hace seis meses que lo deportaron, y haber estado 3 meses en un juicio de inmigración tratando se solucionar su caso, si éxito. Este hombre solo quería reunirse con sus hijos, su familia, y tristemente no lo consigue. Un padre o una madre que realmente ama a sus hijos haría lo que fuera por ellos, no puedo imaginar el dolor y la profunda tristeza de esta persona al no poder verlos.

Y como es de esperar, con situaciones como esta, que pasan a diario, se despierta la naturaleza humana, que afortunadamente, aún muchos sienten y se enciende la empatía, y nacen los grupos de apoyo para personas como Wilmer, que hacen un poco más fácil este proceso, extienden una mano amiga y ayudan en lo que se puede.

Hay muchos grupos formados por voluntarios en la frontera estadounidense y la mexicana, que apoyan con alimento e incluso asesoría legal a los inmigrantes que viven junto al puente Gateway, mismo que se ubica entre Matamoros y Brownsville.

Dentro del reportaje de Univisión, presenciaron el arresto de un poco más de 30 personas, ni siquiera habían pasado 3 horas de estar en el lugar; por lo que, en cifras del CBP, al día llegan a arrestar alrededor de 300 personas, sin ir más lejos, en el mes de junio de este año arrestaron un promedio de poco más de 1200 personas diariamente.

Cuando las personas son arrestadas hay dos opciones presentes mientras se resuelve su solicitud de asilo, ya sea que los arrestan y los envían a un centro de detención, o bien, son enviados a México, en ambos casos esperarán angustiosamente el sí o el no.

La zona de mayor afluencia de migrantes ilegales es el valle del río Grande, en el año fiscal que acaba de terminar el CBP arrestó a 970,000 migrantes en la frontera sur del país estadounidense. Pero esta área no es solo preferida por los migrantes, sino que también por los contrabandistas de droga.

Un tema que es verdaderamente alarmante es el de los niños migrantes, por una u otra razón es un hecho que sucede, en el año fiscal pasado se arrestaron a 76,020 niños migrantes que iban sin adulto acompañándolos, estos fueron arrestados en la frontera sur estadounidense, se considera el mayor número en la historia.

El año pasado, en el mes de mayo, el CBP reportó que un día llegaron a tener hasta 20,000 custodiados, estas cifras rebasaban la capacidad hasta por cinco veces. Si se rebasaba la capacidad de CBP por ende las condiciones humanas para los inmigrantes eran cuestionables.

En mayo del año pasado, el inspector de Seguridad Nacional encontró que, en un cuarto de custodiados, se podía estar únicamente de pie, eran espacios que contaban con la cantidad máxima de 125 personas, pero que, por ejemplo, el 7 de mayo se contabilizaron 750 personas y el día siguiente se contabilizaron hasta 900 personas.

CBP se las vio duras esos días, tratando de controlar la sobrepoblación del momento en las celdas, tratando de controlar los tiempos de las duchas, etc; pero no solo ellos lo vieron difícil, sobre todo, lo fue para los detenidos, quienes llevan muchos días recorriendo caminos interminables hasta su llegada a la frontera estadounidense, con sus ropas sucias y cansados, de tanto andar.

La falta de abasto de las filas de CBP no es nuevo, mucho menos en momentos como el anteriormente mencionado; en 2017, el presidente Trump dio la orden para la integración de 5,000 agentes nuevos en CBP, la orden sostenía la premia de “lo antes posible”.

 El comisionado interino de CBP recientemente admitió que se ha disminuido significativamente la cantidad de arrestos en la frontera sur de Estados Unidos, pero no descarta que siga la crisis en la frontera; el septiembre pasado arrestaron a 40,507 personas en su intento por cruzar ilegalmente, el número cayó al menos 133,000 arrestos comparado con el caótico mes de mayo.

Para el mes de octubre la cifra sigue siendo favorable para CBP, pues en el mes de octubre las cifras disminuyeron un 14% en comparación con el mes de septiembre, y un 70% menos que el mes de mayo, que fue el de mayor número de arrestos.

Hay un programa llamado “Permanezcan en México”, dicho programa garantiza la protección y el adecuado proceso de los solicitantes de asilo que esperan un veredicto en territorio ajeno, no en Estados Unidos, sabemos que se enfrentan a cientos de obstáculos, ese es el último de ellos, esperar. Alrededor de 50,000 migrantes están inscritos a dicho programa.

El muro, las deportaciones y los regresos voluntarios

Valla fronteriza con alambres de púas y unas manos recargadas de ella, deseando cruzar

A lo largo del mandato de Trump se han construido 125 kilómetros de muro fronterizo, este ha sido edificado sobre las vallas ya existentes que han sido previamente derribadas para su reemplazo por este muro más solido y por supuesto, más alto. Es menos la longitud de muro construido en donde antes no había alguna barrera física.

De 10 meses atrás, a la fecha actual se ha estado implementando otra medida controversial para reducir el número de ilegales en Estados Unidos, se les ha proporcionado de manera gratuita el regreso a sus países de origen, puede ser controversial, ya que si se toman en cuenta las razones por las que estas personas buscan salir de sus países, en muchas ocasiones se debe a cuestiones de seguridad.

Alrededor de 2,000 migrantes han aceptado el programa “retorno voluntario asistido”, patrocinado por el gobierno estadounidense, de esta cantidad el 75% son personas de origen hondureño, y el resto pertenecen a Guatemala, el Salvador y Nicaragua.

El programa de regreso voluntario que busca repatriar a los migrantes se maneja mediante una agencia perteneciente a la ONU, y se encuentra establecido en el territorio mexicano, cabe mencionar que varios de estos migrantes devueltos de manera voluntaria nunca han pisado territorio estadounidense, también están quienes ya pisaron suelo estadounidense y fueron deportados a México.

Según la organización “Human Rights First”, en lo que va del año actual se han registrado al rededor de más de 100 crímenes que se califican como violentos hacia los migrantes, sin dejar de lado otra cifra alarmante, que, según datos de la Organización Internacional para las Migraciones, en el mes de agosto se contabilizaron 247 muertes de migrantes a las cercanías de la frontera con México y Estados Unidos.

Algunas personas deciden volver de manera voluntaria porque sienten que son maltratados por el gobierno estadounidense y algunos afirman que los han hecho firmar papeles bajo mentiras, lo cual, de ser cierto, sería alarmante y un tema a verificar, pues si se habla de cuidar los derechos humanos de las personas sin importar su estatus migratorio, pero son maltratados durante el proceso de petición de asilo, entonces algo se está haciendo muy mal.

Se sabe de casos en los que las personas son obligadas, por los grupos delictivos, a vender drogas, en lugares como Honduras, por ejemplo, en los que son amenazados de muerte, esto no es tema nuevo, es bien sabido que el triángulo norte de Centroamérica se caracteriza por una violencia casi incontrolable, en el que las personas inocentes se ven básicamente obligadas a huir por sus vidas.

Es bien sabido que el gobierno estadounidense está trabajando duramente junto con los gobiernos latinos para frenar en su gran mayoría el flujo de ilegales a la frontera norte, por medio de medidas de control fronterizo y acuerdos con los países vecinos del sur, sin embargo, sin embargo, esto no asegura que las cifras se mantendrán bajando. La cuestión climática tiene mucho que ver, pues las cifras siempre tienden a subir en cuando la temperatura ambiental baja, está por verse.

Si la situación es preocupante y con bajas esperanzas, lo es aún más, ahora que hace apenas dos días el gobierno de Trump se endurece cada vez más con las posibilidades de apoyar a los asilados, tal parece que el plan es ir cerrando las puertas poco a poco.

El USCIS ha propuesto el miércoles 13 de noviembre, una nueva norma, que consta de prohibirle a los asilados que han entrado de manera ilegal al territorio estadounidense, la autorización de trabajo y que, a su vez, se retrasen todos los permisos, en caso de que estos les sean otorgados. Esto representaría una piedra en el zapato para miles de personas que buscan el asilo, ya que, estos procesos toman varios meses e incluso años. Otra de las propuestas de USCIS fue que se cobraran las solicitudes de asilo.

La propuesta hace complicadas las solicitudes de asilo, y ser elegible se complicaría aún más, se aplicarían algunas excepciones, y el tiempo de espera para el solicitante va de 150 días hasta un año completo. Según el director interino de USCIS, se pretende la integridad del sistema de asilados y que se disminuyan estas solicitudes solo para objetivos laborales.

Esta es la más reciente de todas las propuestas hechas por el mandatario estadounidense, está buscando de varias maneras conseguir que se reduzca el número de solicitantes de asilo y por supuesto, disminuir el número de inmigrantes ilegales también.

Recordemos que, en abril de este año, el mandatario estadounidense hizo público un memorando que tenía a orden explicita y dirigida al departamento de seguridad nacional y al departamento de justicia, que se dieran a la tarea de crear algunas regulaciones que los inmigrantes ilegales obtuvieran permisos de trabajo. Finalmente, la propuesta se publicó el jueves 14 de noviembre en el Registro Federal.

Actualmente, en la corte de inmigración u oficinas del gobierno, aún existen con miles de solicitudes de asilo que aún no han procesado. El estatus de las personas que envían sus solicitudes de asilo varía mucho, por ejemplo, algunos se encuentran en el país, otros lo hacen en los puertos de acceso, por los aeropuertos o porque son detenidos en la frontera al intentar cruzar.

Los solicitantes de asilo obtienen permisos para trabajar en Estados Unidos cuando cumplen seis meses esperando su respuesta a la solicitud de asilo, pero con la propuesta reciente de negar los permisos para trabajar durante el tiempo de resolución de asilo, ya no podrán gozar de tal privilegio.

La propuesta no fue del agrado de muchos, menos lo fue para los activistas por los derechos de los migrantes, ni para ellos mismos, que ahora tendrían que vérselas duras de verdad. Pues por obvias razones, ya que los migrantes que solicitan asilo, en su mayoría son de origen humilde, lo han dejado todo, huyendo de la violencia y el desempleo. Pero la propuesta no recibirá las críticas del público, sino hasta enero 13.

¿Qué está pasando con DACA?

No se termina la preocupación de los inmigrantes ante la necesidad del mandato actual de disminuir lo más posible el número de inmigrantes ilegales en Estados Unidos. Ahora se está queriendo modificar el programa DACA y con ello por supuesto, disolver miles de sueños.

Hace dos años, en el mes de septiembre, quien fuera el secretario de Justicia había anunciado que el mandato de Trump estaba por anular el programa DACA. Y dos años después, se remueven las aguas, pues hace unos días, la Corte Suprema de Estados Unidos se dio a la tarea de escuchar a los defensores de DACA, mediante juicios orales.

Con esta acción de anular DACA, se termina el compromiso del gobierno anterior y una de las protecciones para los inmigrantes que calificaban para el programa. En el juicio actual los jueces tienen que determinar si el presidente Trump actuó al margen de la ley en 2017 cuando le puso fin a dicho programa. El DACA fue implementado durante el gobierno de Obama, y le brinda la protección a poco más de 700,000 personas en Estados Unidos.

¿A quién protege DACA?

Es un programa promulgado en el 2012, que da protección a inmigrantes que actualmente viven en Estados Unidos, pero que llegaron al país en la infancia, antes de cumplir los 16 años, no son nacidos en el país, pero han crecido ahí desde pequeños, debían haber estado en el país desde su llegada hasta el 15 de junio del 2007 y otro requisito respecto a la edad, era que debían contar con no más de 30 años de edad. Se les conoce como “dreamers”.

Al momento que se solicita este beneficio, se debe comprobar que realmente han radicado en Estados Unidos el tiempo que dicen, con todos los papeles que se soliciten como el ID y comprobantes de estudios. Pero no solo eso, es un proceso que se debe hacer meticulosamente.  Se debe verificar que no tengan antecedentes delictivos, se les toman las huellas dactilares, y otros exámenes biológicos.

Al solicitar DACA el solicitante debe aportar la cantidad de 495 dólares, este monto cubre la autorización de empleo y los exámenes de salud que se le practican durante el proceso o los gastos que deriven del proceso antes de otorgarle el beneficio que está requiriendo. Y la renovación cuesta lo mismo, 495 dólares.  

Las cifras son grandes y si se permiten pueden aumentar, ya que actualmente alrededor de 690,000 adultos se ven beneficiados por este programa, sin contar que se están procesando arriba de 34,000 nuevas solicitudes. Para finales de junio del 2017, la cifra total de los beneficiarios, desde el inicio del programa era de 793,026 y durante la vigencia de dicho programa, se habían renovado alrededor de 900,000 solicitudes.

Es un programa que ha apoyado mucho a los niños de padres inmigrantes que crecieron en Estados Unidos y que ya son jóvenes adultos, ellos no pidieron llegar ahí, ellos son traídos por la inercia de la inmigración que se dio en algún punto de sus vidas, cuando no eran conscientes de ello. Al igual que todos, por supuesto que tienen el derecho de hacer una vida en el lugar que los haya visto crecer, ya han adoptado la cultura de ese lugar, qué más da cómo llegaron, ¿cierto?

Con ese programa se les otorgó el derecho a una vida más transparente y con más posibilidades, pueden hacer una vida normal, como cualquier otro, con los permisos básicos, como el derecho a la educación superior, concluir una carrera universitaria, trabajar, y claro, pagar los impuestos con su SSN. Muchos esperaban más del programa, pero sin embargo lo que da es grandioso para quienes han sido beneficiados.

El DACA les ha permitido a los beneficiarios del programa, poder aplazar el tiempo de una deportación, hasta por dos años e incluso, después de ello conseguir renovación cuando este periodo de tiempo venciera.  El gobierno de Trump quiere terminar con dicho programa.

Cuando pidió en septiembre hace dos años atrás, que se diera fin a dicho programa, pero no funcionó. En cambio, los jueces de los tribunales ordenaron que las renovaciones de DACA se siguieran otorgando, hasta que el panorama en ese sentido cambie. Sin embargo, en noviembre del año pasado, hubo más tranquilidad para los beneficiarios de DACA cuando el tribunal federal de apelaciones falló en favor de DACA. Posterior a ello, el mandatario solicitó que la Corte Suprema analizara el caso.

¿Qué va a pasar con DACA?

En la administración de Trump se planea eliminar de manera paulatina este programa. Para buena noticia de todos, la Suprema Corte de Justicia de Estados Unidos no aprobó la eliminación del programa DACA, por lo que actualmente sigue vigente.

El presidente Trump ha sido muy cambiante en este sentido, pues durante su campaña electoral había prometido terminar con este programa si llegaba a ser elegido como presidente, pero no es tan fácil como se pensaba, él no puede tomar la decisión por si solo, esta debe ser consultada y se ha hecho, posiblemente lo seguirá intentando, no se sabe.

Incluso, a inicios de este año, había propuesto una negociación a cambio de fondos para su clamado muro fronterizo, en su negociación incluía extender DACA por 3 años a los beneficiarios, si conseguía esos fondos económicos que deseaba para su valla en la frontera.

También expresó su indecisión sobre DACA al mostrarse, básicamente, a favor de este programa la primera vez que su administración anunciara los planes de la anulación de DACA, en un tuit, como es su costumbre, expresó que no era bueno sacar del país a los jóvenes que ya llevan una formación ejemplar y que algunos de ellos sirven en el ejército.

Este tema causa mucha polémica en las filas de legisladores al servicio de los ciudadanos, pues se deja ver la división de opiniones, por un lado, están quienes apoyan el programa y no creen necesario removerlo, y por otro lado están quienes definitivamente apoyan a la administración para erradicar el programa. Aunque la decisión, a final de cuentas, dependerá de la Suprema Corte de Justicia.

Los 10 fiscales generales que presionaron al mandatario en 2017 para que diera fin a DACA, sostenían que este programa es básicamente la amnistía a los infractores, a las personas que han violado la ley estadounidense al ingresar al país de manera ilegal. Con ello los funcionarios de esta administración se vieron sin opciones, y tampoco sin un caso sólido, que ahora es la Suprema Corte de Justicia quien tiene la última palabra.

Un temor que se percibe en el tenso ambiente entorno a DACA, es que la información recabada durante el proceso de solicitud sea utilizada en contra de los beneficiados por el programa. Sin embargo, el departamento de seguridad nacional afirma que la información es confidencial y permanece bajo su sistema, no se revela a externos.

Aunque, USCIS podría otorgar dicha información a ICE si se llegase a solicitar, bajo una circunstancia de peso mayor y que se justifiquen los motivos para obtener la información que se estuviese solicitando en dicho momento. Para mayor información al respecto el departamento de seguridad publicó una lista aclarando las dudas al respecto de este tema.

Mexicanos empoderados en Estados Unidos

No todo son malas noticias para los inmigrantes, sabiendo que los beneficiarios de DACA en su mayoría son de nacionalidad mexicana, ahora les dejamos en este apartado del articulo una nota más amena.

Posiblemente han escuchado hablar de la plataforma Homeis, o tal vez no; pues bien, esta plataforma está presente a nivel mundial, y se trata de la primera plataforma digital dirigida a los inmigrantes en todo el mundo.

El pasado 14 de noviembre del año en curso, anunciaron su espacio para la comunidad de inmigrantes mexicanos, con el objetivo de unir a los más de 11 millones de inmigrantes que radican en Estados Unidos actualmente.

El objetivo es compartir herramientas y recursos útiles para los inmigrantes, a través de la tecnología; unificar el conocimiento, los lazos, sentirse orgullosos de sus raíces. Recalcar el valor que representan en la población estadounidense actualmente, no solo en riqueza cultural, sino también en las aportaciones económicas al IRS.

Datos importantes como que, el 25% de los bebés que nacen en Estados Unidos provienen de mujeres mexicanas, o sea, uno de cada cuatro bebés, esta cifra rebasa el millón de nacidos de madres mexicanas por año.

Un dato desalentador para la comunidad mexicana es que, existe un gran número de mexicanos que no cuentan con SSN y que la tasa más baja del dominio de inglés pertenece, precisamente, a la población mexicana en Estados Unidos, con un 33%.

El granito de arena con el que quiere colaborar dicha plataforma es con proporcionar a los usuarios el apoyo social, por medio de orientaciones en el idioma español, así como también la promoción de la cultura, arraigar los orígenes, aun estando en el extranjero.

Es muy sencillo pertenecer a esa comunidad, solo debe acceder a la plataforma Homeis y proporcionar una breve información sobre su nacionalidad y disfrutar de la comunidad y la interacción con sus connacionales.

Es bastante provechosa, por ejemplo, la plataforma ofrece trabajos en línea, asesorías para encontrar un abogado de inmigración que sea confiable y sobre todo sabiendo que el 21% de esta comunidad no cuenta con los recursos económicos suficientes, por ejemplo.

El fundador, de dicha plataforma, Ran Hernevo, es también un inmigrante, él es de origen israelí, y que comparte su historia de éxito y demuestra a todos una lección importante que cualquier mexicano puede decir con facilidad: querer es poder. No importa donde, es una frase que acompaña a donde sea que vaya, y también, la lección más importante, es que la información es poder.

Vivir es Estados Unidos tiene muchas ventajas, muchos realmente encuentran ese sueño que los impulsó a querer vivir ahí, a como fuera, a veces con la pena, pero por las malas, sin embargo, lo han conseguirlo, nadie dijo que sería fácil y con la fricción política que se vive actualmente con respecto a los inmigrantes ilegales o los que han recibido apoyos del gobierno, las cosas pintan muy angustiantes.

No queda más que seguirle echando ganas a todo, trabajar mucho, pagar impuestos, cumplir como cualquier ciudadano decente y honrado lo hace, y hacer lo mejor que uno pueda. Nunca olvide de donde viene, y extienda la mano al compatriota, a otros que como usted se vio algún día en un lugar nuevo, tal vez pidiendo asilo y sufriendo las adversidades, y ahora pueda gozar de una buena vida, eso por lo que tanto lucho, valore realmente ese obsequio y no cometa errores que lo hagan perder cualquier beneficio con el que cuente actualmente.

Es importante tener en cuenta si está solicitando un estatus legal en el país, y el USCIS (Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos) determina que debe una cantidad sustancial de impuestos atrasados al gobierno federal, esto podría hacer que el gobierno rechace su solicitud. Sin embargo, la buena noticia, es que los solicitantes que demuestren que están haciendo un esfuerzo para cumplir, y especialmente haciendo un esfuerzo para pagar su obligación tributaria, aún pueden ser elegibles para la naturalización.

Llámenos al +1 (704) 243-6333 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo a cumplir con sus responsabilidades fiscales, contáctenos por medio de nuestro website  o visítenos directamente en nuestra oficina 4801 E Independence Blvd, Charlotte, NC 28212 para una asesoría legal y profesional en cuestiones de deudas tributarias. Enriquezca su conocimiento al respecto de primera mano en el sitio oficial del IRS .

Dejar un comentario