fbpx

Derechos Y Obligaciones De Los Inmigrantes

Imagen del país Estados Unidos formado por personas inmigrantes

Vivir en Estados Unidos bajo el estatus de inmigrante es difícil a veces, pero lo es más aún, cuando no se cuenta con la reglamentación necesaria de sus papeles de residencia, ser inmigrante ilegal es un riesgo alto, lo mejor que puede hacer es pagar sus impuestos y mantenerse con un historial impecable.

AVISO IMPORTANTE: Debido a la contingencia por el Covid19, la fecha para declarar impuestos ha sido extendida en automático para todos los contribuyentes hasta el 15 de Julio, de modo que no necesita llenar un formulario especial para esta extensión, sin embargo, las mismas reglas sobre multas y penalizaciones siguen aplicando en caso de exceder dicha fecha.

La ley migratoria en Estados Unidos experimenta recientemente cambios, es por esta razón que usted debe estar informado de lo que acontece en este sentido, para que no lo agarren desprevenido y que tampoco, sin quererlo, incurra en algún delito por accidente.

Es importante saber los derechos y obligaciones de los inmigrantes y los no inmigrantes; al hablar de un no inmigrante, se hace referencia a las personas que ingresan al país con una visa de estadía muy limitada, (Visas de tipo B1, H1B, F, etc). Y un inmigrante es el que ya cuenta con las residencias y permisos legales y permanentes, como la green card.

Las personas que cuentan con un permiso limitado, como una visa de turista, visa de no inmigrante, sus actividades dentro del país están limitadas, estas visas de turismo cada año son otorgadas a entre 7 a 9 millones de personas que desean visitar Estados Unidos con fines turísticos o ya sea que pretenden visitar familiares que residen ahí.

Con las visas de no inmigrantes las personas pueden permanecer en el país por un periodo de tiempo limitado y por ninguna razón podrán trabajar si es que lo pretenden hacer, pues el tipo de visa con el que cuentan no les autoriza para laborar durante su permanencia.

Cuando ingresan al país, en algún puerto de entrada, el CBP o control fronterizo, le dará a llenar un formulario, llamado I-94, mismo que sirve para registrar las entradas y las salidas de los no inmigrantes a su paso por Estados Unidos, en este se indicará la categoría de su ingreso y su periodo de admisión al país.

Se entrega de manera impresa cuando usted pasa por algún puerto fronterizo, pero de no acceder al país por alguno de esos puertos fronterizos, usted puede acceder de manera electrónica en el sitio web de la CBP.

Si su ingreso a Estados Unidos es por fines de trabajo, por ende, usted ingresa con una visa de trabajo, queda el entendido de que usted se reportará con algún empleador, usted tiene la obligación de reportarse con la compañía o empresa para la cual va a laborar. El empleador debe llenar el formulario I-94 y usted debe presentar los documentos necesarios para que llenen el formulario.

Si el empleador no completa correctamente el formulario I-9, (verificación de elegibilidad de empleo), o bien, si proporciona información incorrecta y falsa puede recibir sanciones muy severas, no necesariamente de carácter monetario, sino que también sanciones penales.

Generalmente el tiempo autorizado para los turistas en Estados Unidos es de un periodo de 180 días, pero no tienen el derecho de trabajar en el país, durante esos 180 días o 6 meses, usted tiene el derecho de viajar y visitar el país, de visitar a sus familiares, o incluso recibir tratamiento médico, sea cual sea su caso.

Usted como turista aparte de no tener derecho de laborar en alguna empresa o para algún empleador, no puede permanecer más del periodo de tiempo que se le indica, si se queda más de 180 días en el país, su estatus pasa a ser el de un indocumentado, y entonces está sujeto al estatus de “presencia no autorizada”, por lo tanto, puede ser deportado a su país de origen.

Las visas de trabajo, (H, L, O, P), en cuanto usted ingresa al país, puede comenzar a laborar para la empresa o empleador que lo haya patrocinado para ese empleo, ejerciendo el puesto que se haya mencionado en el formulario de la petición correspondiente. Puede habitar dentro de las limitaciones que se le estipulen. Algunos tipos de visa le permiten trabajar para múltiples empleadores, pero lo habitual es que solo labore para un empleador.

Dentro de algunos de sus beneficios con una visa de trabajo, usted puede rentar o incluso comprar una propiedad si así lo desea, y también puede solicitar una licencia de conducir, en cada estado son diferentes las restricciones, esto dependerá del lugar en el que se encuentre usted.

 Otro de sus derechos es que puede tramitar un SSN o seguro social, para el SSN hay una restricción que indica que el departamento de seguridad nacional le autoriza para la obtención de dicho SSN, igual puede abrir una cuenta de banco durante su estadía en el país; incluso puede pedir visas de dependientes para sus familiares, y en caso de tener hijos pequeños, sus hijos tienen derecho de asistir a la escuela, ya sea privada o pública.

Entre otras de las ventajas que usted tiene al obtener una visa de trabajo, es que las visas de dependientes, por ejemplo, la H4 dependiente de H1B o la L2 dependiente de L, los conyugues pueden tener derecho a trabajar durante la estadía en Estados Unidos, aunque actualmente el mandatario quiere eliminar ese derecho.

Una vez que su estatus de trabajador para la empresa o empleador que lo patrocinó a mudarse a Estados Unidos por trabajo, esté por terminar, el empleador puede solicitar una extensión de plazo en caso de que lo requieran por más tiempo, pero, no está obligado a hacerlo, en caso que usted no sea eficiente en su trabajo o alguna otra razón, entonces se acaba su “contrato” para la empresa o empleador y su visa de trabajo no se extiende por más tiempo.

En caso de que le den una promoción de trabajo, el empleador debe mandar una solicitud para extensión de plazo, y debe especificar el nuevo puesto y detalles del trabajo, o bien, si no será promovido y mantiene el mismo puesto en su trabajo, para extender esos plazos puede darse un proceso de residencia permanente.

Se puede presentar el caso de que usted ya no quiere ese empleo, y deseará moverse a otro trabajo, usted seguirá necesitando de un empleador, debe ser patrocinado por un formulario I129, bajo la visa H1B usted no puede cambiar de trabajo, USCIS debe aprobarle el cambio del trabajo. El proceso depende del patrocinador, no de usted, entonces por ende requiere ser patrocinado por un empleador siempre.

Para pedir una extensión de periodo para las visas B1 y B2, usted no necesita salir del país para hacerlo, lo debe hacer a través del formulario I-539, lo deberá hacer llegar al servicio de inmigración fechas antes de su vencimiento de la forma I-94. Puede enviarlo de 1 a 2 días antes.

Cabe mencionar que, en la actual administración de Donald Trump, hacer este tipo de peticiones es un poco más complicado que en administraciones anteriores, pues debe demostrar que usted sigue teniendo las mismas intenciones que cuando su ingreso al país, esto lo hace mucho más complicado debido al tiempo que usted tenga residiendo en Estados Unidos por su empleo, ya que lleva 6 meses en el país y quiere extenderlo a otros 6 meses.

Es importante que usted sepa que, al momento de pedir una extensión de plazo para su estadía en estados unidos, usted puede permanecer en el país mientras le resuelven su petición, usted tiene el derecho de esperar mientras le dan una contestación, no es necesario que salga del país, pero lo importante es que lo haga antes de la fecha de expiración.

Bajo la actual administración, este procedimiento se puede hacer, solo que ahora le piden que durante ese proceso se le tomen nuevamente las huellas digitales y una fotografía, en algún centro de atención federal. Para llevar un mejor registro de los solicitantes.

Aquí le enumeramos algunos de los consejos que, en palabras de los expertos en edición de temas migratorios para Univisión, el periodista Cancino y el abogado Olmedo, enlistaron en su programa de radio.

  • Siempre que salga de paseo, y usted es un inmigrante legal, por favor no olvide portar con usted un documento que lo identifique como inmigrante pero legal, para evitar malos ratos y confusiones, más vale poderse identificar si es necesario. Tenga en cuenta que en cualquier puerto de entrada habrá un oficial de migración que deberá corroborar si usted es inmigrante legal o ilegal, traiga siempre consigo su green card, su visa de turista o cualquier documento importante que lo identifique.
  • En caso de que usted salga del país y cuenta con estatus migratorio legal, porte siempre sus papeles para la hora del regreso a Estados Unidos, infórmese sobre los documentos que puedan serle de utilidad cargar para la hora de su regreso.
  • Antes de salir del país consulte en la USCIS los documentos que le serán emitidos para no tener contratiempos a su salida o regreso: Documentos de transporte, Permiso de reingreso, Permiso adelantado y Documento de viaje de refugiado.
  •  El permiso adelantado le permite la comodidad de regresar a USA sin la necesidad de solicitar la visa nuevamente, una aerolínea, por ejemplo, puede aceptar este documento como sustituto de la visa, pero no reemplaza el pasaporte.
  • Otro de los documentos que la USCIS emite son los de viajes de refugiados, esto para asegurar que a su regreso a estados unidos no tenga problemas de reingreso. Así mismo, si obtuvieron su green card bajo el estatus de asilado o refugiado.
  • El permiso de reingreso lo deben solicitar a la USCIS, los que son residentes permanentes o bien condicionales, en caso de tener planes para salir del país por más de un año. Si el permiso obtenido está vigente, puede regresar al país sin ningún problema, pero de lo contrario tendrá que solicitar una visa americana en la embajada o el consulado de Estados Unidos.
  • Para abordar el transporte como una aerolínea, por ejemplo, son útiles los documentos de transporte emitidos por la USCIS, esto te es muy útil si por ejemplo su green card o permiso de reingreso hayan sido extraviados.
  • Se le puede prohibir la entrada al país si usted ha acumulado algunos periodos de permanencia en Estados Unidos pero de manera ilegal, se le va a prohibir la entrada en un periodo aproximado de 3 a 10 años, esto depende del periodo de tiempo que usted haya acumulado y esto le podrá afectar incluso si usted ya cuenta con un permiso adelantado.
  •  Si usted ha acumulado un periodo de tiempo de más de 180 días, pero no llega a cumplir el año, con una presencia no legal, y salió de manera voluntaria del país antes que su proceso de remoción de privilegios sea puesto en marcha, usted será inadmisible en un periodo de 3 años, a partir de la fecha que salió del país.
  • Si ha permanecido de manera ilegal por un periodo de 1 año o más, y sale de manera voluntaria, será inadmisible si busca volver, incluso pasados los 10 años desde la fecha de su salida del país, ya sea que el proceso de su remoción comenzó o no.
  • Una gran recomendación, si usted está tramitando su green card, de preferencia, no vaya a viajar fuera del país. Ya que puede suceder que al momento de su regreso usted no cuente con la documentación adecuada, o bien, en caso de que no tenga problemas para su reingreso al país, podrían determinar que usted abandonó su solicitud de inmigrante legal (green card), y por ende se la negarán.
  •  El permiso adelantado no podrá evitar que usted sea inadmisible al país, en caso de que haya salido por un tiempo, ya que podría también considerarse como abandono de su estatus o bien podría afectar a una solicitud de extensión de estadía, y si su estatus actual ha expirado, a la hora de querer reingresar, el permiso adelantado no podría hacer mucho por usted.
  • Cualquiera que sea el caso, usted nunca debe confiarse de contar con cualquiera de los documentos o permisos emitidos por el USCIS, pues siendo un inmigrante, siempre estará sometido a revisiones de inmigrantes una vez que salga de Estados Unidos y quiera reingresar nuevamente, en cualquier puerto de entrada lo revisarán antes de dejarlo entrar nuevamente.
  • De manera casi sagrada, no importando su estatus migratorio, si usted permanece en Estados Unidos debe ser respetuoso de las leyes fiscales, pagar impuestos, siendo legal o ilegal, usted debe cumplir con ese deber ciudadano. Cada 15 de abril debe pagar impuestos.
  • Al igual, cada que usted cambie de domicilio, debe informar a través del formulario AR-11, a los diez días de haberse movido debe enviar el formulario a USCIS. Es importante que usted lo haga porque de lo contrario esto afectará su caso, si usted está en proceso de un mejor estatus migratorio dentro del país.
  • Una vez que usted obtenga la green card, usted podrá trabajar en donde a usted le plazca, ya no está obligado a que el patrocinador lo autorice o no, y también puede mudarse ya una vez que tenga la residencia permanente.
  • Su estatus como residente permanente en Estados Unidos no ha de expirar, pero tenga en cuenta que su green card tiene una vigencia de 10 años y debe renovarla cada 10 años.
  • También tenga en cuenta que, como residente permanente, usted tendrá algunas responsabilidades adicionales, como, por ejemplo, mantener su estatus de inmigrante sin abandonarlo, de ser hombre debe inscribirse en el sistema selectivo, (selective service system).
  • Que su tarjeta expire pasados los 10 años no significa que usted ha de perder la residencia, pero no pase por alto renovarla cuando le llegue la fecha de renovación.

De acuerdo con la naturaleza de su visa, usted debe adecuarse a las actividades especiales de dicha visa, es decir, si usted entra al país bajo una visa de trabajo, pues se entiende que usted se encontrará laborando en una empresa, si su visa es de estudiante, bueno por ende se le encontrará estudiando, etc. “No haga cosas buenas que parezcan malas”. Adaptase a las leyes y usted no tendrá de qué preocuparse.

Cuando usted va a renovar su green card, pasados los 10 años, le tomarán huellas y una serie de pasos a seguir para la renovación, para determinar si usted sigue siendo merecedor de dicho estatus, por lo tanto, es mejor que usted no se meta en problemas y sea un ciudadano guiado por las acciones moralmente aceptables y legales, sobre todo.

Para mantener su estatus de inmigrante, es decir, si usted por ejemplo se va de Estados Unidos, se muda a otro país, sea cual sea, y reside en el extranjero pasado el año, entonces automáticamente le remueven su privilegio de la residencia permanente. Si permanece fuera por mas de 2 años, su permiso de reingreso no será válido, si no presenta declaración de impuestos, si en su declaración de impuestos usted dice que no es un inmigrante, si firma su documento de abandono de residencia permanente, estas razones anteriores son suficientes para removerle la residencia permanente.

Un residente permanente no puede irse fuera del país pasados los 6 meses, esto le podrá afectar para su regreso bajo el estatus de residente permanente. Usted debe demostrar que tiene verdaderos vínculos en Estados Unidos, demostrar que realmente tiene la intención de ser un residente permanente.

En caso de que usted necesite permanecer por más periodo de 6 meses, no olvide pedir un permiso para que se lo extiendan a 2 años, pero pasados los 2 años, no será admisible como residente permanente. Ese permiso de reingreso demuestra su intención de querer volver a Estados Unidos bajo ese estatus de residente.

Otro dato importante para considerar es que, en caso de que usted desee renunciar voluntariamente a su residencia permanente, debe llenar el formulario I-407. Pero aun, aunque usted está firmando el formulario, le citaran ante una corte de migración para que se haga oficial la anulación del estatus. La fecha en ser citado puede variar.

En el caso de los refugiados o asilados tienen derecho de solicitar, pasado el año, la residencia permanente con todos los derechos integrados, y a los 5 años califica para ser un ciudadano.

Algo interesante a tomar en cuenta, es que los inmigrantes y los no inmigrantes, no pueden votar, ese derecho está reservado exclusivamente para los ciudadanos estadounidenses.

En otras noticias de inmigrantes

Muestra de ADN para base de datos del FBI

El martes pasado, 22 de octubre, la cancillería de México ha expresado su preocupación ante la propuesta del gobierno vecino del norte, en la que pretende el departamento de justicia estadounidense la recolección de muestras de ADN a los inmigrantes detenidos.

La propuesta emitida por el departamento de Justicia de los Estados Unidos, tiene el objetivo de reducir el índice de violencia y delitos, pretenden llevar un control más hermético de los inmigrantes para futuras referencias.

Esta propuesta ha sido expresada por el gobierno estadounidense a inicios del mes de octubre del presente año; esto permitiría que se haga una base de datos que posteriormente será almacenada en los datos criminales del FBI, con el objetivo de capturar criminales o que en un futuro alguien que no tenga un historial, pero más adelante cometa un crimen pueda ser capturado, pues ya habrá un dato registrado con su ADN al que será fácil acceder por el departamento de justicia de Estados Unidos para la resolución de delitos cometidos.

La propuesta aún está siendo analizada, pero se consideran todas las opciones posibles, como, por ejemplo, si alguien pueda ser exento de dicha regulación, o si definitivamente de manera general e imparcial se le tomarán muertas de ADN a todos para formar parte de esa base de datos del FBI.

La naturaleza de dicha propuesta ha nacido en el mes de abril, cuando la CIE, (Inmigración y Control de aduanas de estados unidos), se percató de que algunos inmigrantes cruzaban con la imagen de “falsas familias”, para poder recorrer el territorio mexicano hasta su destino, la frontera con estados unidos y así cruzar de manera un poco más “fácil”.

La salud, un requisito importante

Familia en consultorio médico, el doctor sonriendo al fondo

El mandatario actual de Estados Unidos, firmó la orden para que todo el personal de consulados americanos se abstengan de entregar visas únicamente a las personas que cuenten con un seguro médico, con el objeto de que ellos no representen una carga pública una vez que pisen suelo estadounidense.

Dentro de las polémicas estrategias del presidente Trump por reducir el flujo de inmigrantes a Estados Unidos, esta vez propone que se admitan visas solamente a quienes puedan demostrar que pueden pagar por su salud, en caso de una emergencia.

Dicha medida entrará en vigor en el mes de noviembre, el día 3. Así que, si usted está pensando en tramitar una visa turista o similar, será mejor que cuente con un seguro médico y que pueda principalmente, comprobar que cuenta con la economía necesaria, es decir, la solvencia económica para evitar el uso de asistencia o beneficios del gobierno americano; el mandatario insiste mucho en que los inmigrantes no deberían ser una carga pública.

No podemos olvidar que el pasado 12 de agosto, hizo alusión a este mismo punto, en el que implementó un reglamente que se da a la tarea de negar la residencia permanente a los residentes que ha hecho uso de apoyo gubernamental, pues con ello demuestran que no tienen la capacidad de solventarse por si solos, y terminan siendo una carga publica para el sistema gubernamental.

Para considerarse una carga pública, el inmigrante legal deberá hacer uso de un beneficio gubernamental o más por un periodo de 12 meses o más en un lapso de 36 meses, se entiende que los beneficios son de naturaleza alimenticia, ayuda para la vivienda o subsidio de medicamentos costosos.

Mitos de inmigrantes y el muro

Imagen de las banderas de México y Estados Unidos, en medio dice "Border Frontera"

¿Será cierto que los 11 millones de indocumentados en Estados Unidos han ingresado al país a través de la frontera? ¿El muro es la solución?

Recordemos que una vez que usted cuando ingresa al país debe pasar por un puesto de entrada en el que se registra y posteriormente ingresa, por supuesto, con su visa a la mano, el documento indispensable que le será solicitado para permitirle la entrada al país.

Las personas indocumentadas ingresaron de manera ilegal al país, y esto no necesariamente significa que su ingreso fue absolutamente de manera ilegal, puede darse el caso de las personas que ingresan bajo una visa de turista, por ejemplo, pero que la persona ha decidido quedarse más del periodo permitido, en ese momento se convierte en un indocumentado, pues a pesar de tener visa, ha roto la ley migratoria.

Cuando el I-94 es llenado por usted, de manera electrónica, en un web de servicio de inmigración, cuando ingresa al país, se le indicará el tiempo que usted puede permanecer en el país, usted se compromete a respetar ese periodo de tiempo, pero si usted permanece más del tiempo autorizado acumula presencia no autorizada, se encuentra de manera ilegal.

Quedarse más de lo que el I-94 le permite, en su gran mayoría las personas indocumentadas han ingresado por el aeropuerto, en ese caso un oficial de inmigración fue quien le llenó el formulario de entrada. Con eso nos podemos dar cuenta que, realmente el muro no es la solución.

La gran mayoría de los indocumentados en Estados Unidos ha ingresado, inicialmente, bajo una visa autorizada, pero se han quedado en el país más tiempo del permitido, sin embargo, esto contradice el discurso del mandatario actual, que insiste en la construcción de un muro.

En un estudio realizado por el Instituto Cato, se analiza la situación criminal de Texas y la frontera con México, en el análisis se arrojan resultados interesantes, ya que al implementar la construcción de un muro, local, no disminuyó la criminalidad, con este argumento se sobreentiende que el muro no tendrá beneficios de gran impacto, no disminuirá la tasa de criminalidad, en caso de aplicarlo a un nivel más generalizado, la construcción del muro, según dicho reporte, no sería la solución, aunado a lo ya comentado anteriormente, los indocumentados en su mayoría han ingresado con visas.

El departamento de Seguridad Nacional informó que en el 2016 ingresaron más de 50 millones de extranjeros a Estados Unidos, y el 1.5% se quedaron, es decir, más del 98% se marchó en el tiempo indicado, la gran minoría se quedó, (730,000 personas), y la gran mayoría de quienes permanecieron más allá del tiempo permitido pasan a ser sospechosos bajo el título de indocumentados.

Y la gran mayoría de los indocumentados han entrado por un aeropuerto, en otras cifras, se dice que no rebasa el numero de 60,000 personas que hayan ingresado por una frontera a pie. Hay otras vías por las que entran los indocumentados al país.

Otro dato curioso es que, únicamente el 5% de los indocumentados en Estados Unidos sería detenido para ingresar ilegalmente en el país. Podemos ver que el flujo de inmigrantes ilegales no se sustenta únicamente en la frontera de México, a pie, muchos y en su gran mayoría se dan por los aeropuertos, y entrando con visas.

Lo que hace falta, para que realmente se disminuya el flujo de inmigrantes, es la mejora de los controles migratorios en los diferentes puertos de entrada; muchos de los indocumentados son turistas o con visas de estudiantes, y principalmente de Brasil y Venezuela, no mexicanos como se cree. Los estudiantes (40%) que permanecen provienen de China, Arabia Saudita y Corea del Sur.

Más irónico aún, en el 2018, Canadá es el país que más indocumentados tiene en estados unidos, de 100,000 96,000 personas traían fines turísticos; son 15 países en la lista, y Canadá se lleva el número 1, México está en 2do lugar de indocumentados que se quedan en Estados Unidos.

 Cabe mencionar que con decir que se quedan más del tiempo indicado no significa que se queden permanentemente, sino que se pasan por días de su permanencia, pero claro, hay excepciones, hay quienes sí se quedan ilegalmente por más tiempo.

Entonces, no es en la frontera mexicana donde se debería construir el muro, ¿cierto? Si nos basamos en el discurso político que se ha venido manejando desde antes de esta administración, entonces el muro, ¿debería construirse en la frontera con Canadá?Los datos son incómodos, pero vale la pena analizarlos, la realidad es otra, y puede ser evidente una estrategia meramente política, ¿para qué fines? No sabemos exactamente, pero en nuestro consejo lo único que podemos decir es: que no le cuenten y que no lo sorprendan, mejor infórmese de la situación migratoria en Estados Unidos, pague sus taxes, cumpla con sus obligaciones, no se espante si es indocumentado, pida su ITIN y pague sus impuestos, trate de mejorar su estatus migratorio, y para ello, sin duda alguna, va a requerir de ayuda y asesoría profesional en cuestiones migratorias.

Es importante tener en cuenta si está solicitando un estatus legal en el país, y el USCIS (Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos) determina que debe una cantidad sustancial de impuestos atrasados al gobierno federal, esto podría hacer que el gobierno rechace su solicitud. Sin embargo, la buena noticia es que los solicitantes que demuestren que están haciendo un esfuerzo para cumplir, y especialmente, haciendo un esfuerzo para pagar su obligación tributaria, aún pueden ser elegibles para la naturalización.

Llámenos al +1 (704) 243-6333 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo a cumplir con sus impuestos; Visítenos directamente en nuestra oficina 4801 E Independence Blvd, Charlotte, NC 28212 para una asesoría legal y profesional en cuestiones de deudas tributarias o contáctenos por medio de nuestro website y enriquezca su conocimiento al respecto de primera mano en el sitio oficial del IRS.

 Esta información ha sido extraída en su mayoría del espacio “Hablemos de inmigración” de Univisión, por el periodista Jorge Cancino y el abogado Armando Olmedo.

Dejar un comentario