fbpx

De Inmigrantes Y Taxes

Policia fronteriza en México y Estados Unidos

La inmigración es un tema de gran interés para el gobierno americano, es básicamente el tema principal en el que se ha basado todo este tiempo, migrar implica aspectos profundos de la naturaleza humana, desde el aspecto emocional hasta el económico, hoy hablaremos un poco de todo al respecto y por supuesto, no podemos dejar de lado el tema de los impuestos, al final usted podrá crear su propio juicio sobre la relación que tienen los taxes y la inmigración.

La migración es un asunto inevitable, detenerlo es como ir en contra de la misma naturaleza humana. Mucho se habla de la inmigración, pero ¿Qué es realmente? Para eso es este artículo, entender la situación más a detalle, así mismo como entender las circunstancias que se suscitan alrededor de la inmigración.

Migrar se refiere a moverse de un lugar a otro para establecerse; emigrar es cuando una persona sale de su país de origen para asentarse en otro lugar e inmigrar es cuando la persona procedente de otro país ingresa a un país extranjero para establecerse ahí.

En esta ocasión nos interesa ahondar en el tema de los inmigrantes, es que, parece sorprendente la gran cantidad de situaciones que suceden alrededor de los inmigrantes, desde cualquier aspecto social.

Son bienvenidos en algunos lugares y mal recibidos en otros, la realidad con la que deben lidiar cada día es abrumadora, en su mayoría, en el caso que sus motivos de migrar sean meramente por huida o en busca de una mejor vida, si una persona migra por otras razones, es diferente.

Pero lo que asombro sobre este tema es la adaptabilidad de las personas en dichas circunstancias, llegar a un lugar ajeno y acatar nuevas reglas, sobrellevar una nueva realidad, encontrar “un hogar”, esconderse, tratar de encajar, son muchas exigencias de la vida para conellos.

Cuando una familia de inmigrantes logra establecerse en una nueva comunidad, un país extranjero al que acogen como su nuevo hogar, al momento que se establecen comienzan a reescribir una nueva historia, se comienzan a crear nuevos sueños y anhelos, es simplemente, empezar de cero.

Tienen la oportunidad de empezar nuevamente sus vidas, y si la anterior era en su mayoría un desastre, pueden hacerlo bien esta vez, o si ya era una vida disciplinada, la pueden continuar de la misma manera, solo que esta vez, en un nuevo escenario.

Se comienzan a trazar tres nuevos caminos para la familia inmigrante, hacer las cosas bien, hacer las cosas a medias y hacer las cosas mal, el camino que tomen depende de cada quien. Comenzar en un lugar nuevo, con nuevos ritmos, adaptarse a la sociedad de ese lugar, las reglas, y todo lo demás, es cuestión de tiempo.

¿De qué huye la gente?

Inmigrantes que llegan a la frontera de Estados Unidos.

El hecho de que un grupo de personas decidan apostarlo todo, tomando grandes riesgos de vida, recorriendo un largo camino lleno de obstáculos, muestra que no tienen nada que perder, ya haciendo uso del ultimo recurso a la mano.

Estas personas no quieren molestar a nadie, solo quieren vivir, vivir dignamente; es fácil juzgar, pero definitivamente uno nunca sabe lo que realmente hay detrás de cada una de las historias, motivos que los llevan a hacerlo.

Uno solo puede imaginar qué clase de historias, aventuras, buenas y malas se van recopilando a lo largo de su trayecto, el trayecto de la vida, porque es un viaje decisivo, ganan o pierden, viven o tristemente, mueren.

Cualquiera que haya tenido una conversación o entrevista cara a cara con un inmigrante en su trayecto puede entender a lo que me refiero, estas personas están decididas a todo, no pueden darse el lujo de mirar para atrás.

Y es inevitable sentir pena y tristeza por el peso que cargan en sus hombros, no están jugando con la vida, solo están reclamando el derecho a una vida mejor, un derecho que tenemos todos, pero que muchas de las veces, nos es arrebatado… corrección, les es arrebatado.

Podemos recurrir a los eventos que se dieron lugar tan solo el año pasado, cuando las caravanas de inmigrantes en el 2018 se decidían a llegar a la frontera norte, arribando a la ciudad de Tijuana, se pudieron dar a conocer algunos de los detalles de sus historias y motivos.

En la ciudad de Tijuana, algunos inmigrantes contaban de donde provenían, qué dejaron atrás, qué los motivó a venir, razones, sueños y anhelos varios, y todos compartiendo la misma esperanza, en busca de una mejor vida, solo eso, una oportunidad.

Fue muy polémico, mucho se dijo al respecto, muchas opiniones cruzadas sobre los inmigrantes, muchas personas que apoyaron la causa y otras tantas que simplemente no compartían la idea y se sentían invadidos, para muchos fueron bienvenidos, para muchos otros no lo eran.

Mucho se dijo sobre una estrategia política, que si el gobierno mexicano quería dejar un desastre al nuevo gobierno, que si Trump tenía que ver al respecto, que si el gobierno mexicano y americano estaban coludidos para una cortina de humo, donde una estrategia política se maquillaba detrás del telón, en el que las estrellas principales eran los inocentes inmigrantes, donde se lucró con las esperanzas de cada uno de ellos. De ser ciertos los rumores, pues solo podría decir, es muy maquiavélico.

Consideración es la palabra que se me viene a la mente cuando pienso en los inmigrantes, consideración a su batalla, no es cualquier cosa, una persona que atraviesa todos estos obstáculos, en cada frontera, en cada país a su paso se topan con dificultades.

Una persona que camina alrededor de 4000 kilómetros o más desde Centroamérica a Estados unidos, es lo mismo que si caminaran de San Francisco a Nueva York, en el trayecto costero, es una persona que tiene todo claro, es la decisión de sus vidas, ni el cansancio los detiene.

Por ejemplo, en Honduras, 9 de cada 100 personas está involucrada en una pandilla, seguramente usted ha escuchado sobre los MS-13 mejor conocidos como Maras Salvatrucha o Barrio 18, que son dos grupos pandilleros disputando el territorio de dicho país.

Muchas cosas horribles se oyen sobre estos grupos delictivos, y uno solo puede imaginar el temor de los pobladores inocentes que solo quieren vivir decente y honradamente, en el que se convierten tarde o temprano en daños colaterales. En el que las familias con hijos tienen un temor enorme, que sus hijos sean reclutados por alguno de estos grupos pandilleros.

Según las estadísticas de Small Arms Survey, los países de Honduras y El Salvador se encuentran dentro del Rankin de los 5 más violentos del mundo y que no precisamente están en zona de guerra, los otros violentos dentro de estos 5 son Siria, Afganistán y Venezuela. Sin dejar de lado a Guatemala, dentro de los 20 más violentos.

Guatemala, El Salvador y Honduras se conocen como el Triángulo Norte de América Central, donde se caracteriza la gran corrupción que impera en las cúpulas de la política de esa zona, en el que aparentemente el caos es mejor que nada, se benefician de tal situación, siempre y cuando el confort no se les acabe, que el pueblo se las vea negras, ¡a ellos qué!

Así de horrible es vivir cerca de las maras

Violencia en Centroamérica

Parece casi increíble, como sacado de una película, una pésima película de terror, este asunto de las maras, que nació por ahí de los 80’s, en Los Ángeles, California. Cuando las familias con hijos de refugiados en el país del Norte volvían a sus países de origen a Centroamérica, para triste realidad de todos hoy, estos jovencillos venían con una mente diferente, mal enfocada, canalizada a la violencia.

El reportero proveniente del Salvador, Carlos Martinez, quien es miembro del proyecto El Faro, mismo que lleva varios años estudiando el tema de las pandillas en el Salvador, comenta cómo se vive el horror en ese país, a manos de este grupo delictivo, cómo la gente en un día cotidiano recibe amenazas por parte de estos parásitos sociales y el temor de toparse con ellos es constante. Casi inevitable que resulta inconcebible.

Este reportero comenta que, durante todos sus años de experiencia, recopilando información sobre estos grupos de delincuentes, ha encontrado que, se dedican al narcomenudeo y por supuesto, a la extorsión, que su presencia llega hasta Maryland, Washington, California y México.

No solo ello, lo alarmante es que ha encontrado cómo estos grupos delictivos tienen relación personal con algunas pequeñas municipalidades, en los lugares más recónditos de El Salvador. Hecho que por supuesto, hace sentir desprotegidos a los pobladores.

Una vez que las personas se sienten desprotegidas, la única salida que les queda es la migración, no hay más. Quedarse significa solo cuestión de tiempo para ser tocados por la gracia de la violencia alrededor de ellos. Solo quieren vivir en paz, moverse en busca de ello, a pesar de que ello implique riesgos en el camino.

Claro que la violencia no es el único motivo por el que las personas migran, sí es la mayor razón de ello. Otra de las razones por las que migran son por fenómenos a causa del cambio climático, (sequías, inundaciones etc). Cualquier razón que atente contra la estabilidad de los pobladores, hará que estos migren a otro sitio.

Lamentablemente ninguna de las razones anteriores es razón suficiente para conseguir asilo en Estados Unidos, es por esa razón que las personas optan por las opciones al alcance, atentar contra la legalidad de entrar a ese país por las malas, arriesgando sus vidas, algunas familias se quedan en México, pero los más de ellos, prefieren ir de largo hasta el país del norte, ya sabe, el sueño americano.

Lo que algunos opinan es que los países que se ven afectados por la migración masiva proveniente de Centroamérica deberían implementar políticas amistosas en las que generen empleos para la población afectada, y aunque esto ya lo ha propuesto el nuevo gobierno mexicano, eso sigue siendo insuficiente.

La realidad es que la violencia parece incontrolable ahí, y mientras eso continúe como tal, las personas no se sentirán a salvo, y faltaba menos, si viven con el constante temor de morir en cualquier momento. Por eso recurren a la opción de moverse de sus lugares.

Cuando la caravana migrante del 2018 que salió de San Pedro Sula y arribó a la ciudad de Tijuana, se vieron las discrepancias sociales, por un lado, estaban quienes apoyaban con lo que podían a la mano, desde ropa o comida hasta hospedaje, y por otro lado quienes por razones personales no solidarizaban con el evento.

Incluso un suceso muy interesante que se dejó ver a todas luces fue el modo en que la caravana de uno u otro modo afectó el comercio local en la esquinita de América latina, cuando ante las amenazas del cierre de fronteras, emitidas por el mandatario del país del norte, muchos americanos dejaron de cruzar a México, ante el temor de que se cumplieran las amenazas y se quedaran atrapados en el otro lado de la frontera.

El pánico se dejó vivir a flor de piel, e incluso el lado de la frontera norte también se vio afectada la economía de los comercios locales cercanos a San Ysidro, ya que tampoco los mexicanos querían cruzar por el temor del cierre de la frontera. La caravana masiva del año pasado dejó mucho a su paso, pero quienes peor la pasaron, fueron precisamente las personas que participaron activamente en ella, y peor aún y lo más triste de todo, los niños.

Con eventos como una caravana masiva de inmigrantes se despierta el temor de todos, desde la población hasta las esferas de la política, y como todos sabemos muy bien, el gobierno actual encabezado por Trump ha puesto un gran interés en el tema migratorio, es básicamente la prioridad de este gobierno.

Y como era de esperar, ante las amenazas de la llegada masiva de inmigrantes a la frontera, con la intención de cruzar de manera ilegal, como algunos llaman, “de mojados”. Arriesgando sus vidas y las de sus hijos, muchas personas se atrevieron a intentarlo, y con esto se despertó la alerta roja para el gobierno americano, razón por la que muchos creen que todo esto fue patrocinado por el mismo gobierno para justificar las acciones que en un pronto futuro se llevarían a cabo, rumores solo eso.

El gobierno estadounidense y las propuestas ANTI-INMIGRANTES

caricatura de las manos de Trump construyendo el muro fronterizo con México

Recientemente en un libro publicado por los periodistas Michael Shear y Julie Davis, del New York Times, se revelan varias de las propuestas descabelladas del mandatario estadounidense, el libro se titula: “Border Wars: Inside Trump’s Assault on Immigration”.

Dentro de las recientes propuestas de las que se mencionan en el libro incluyen, por ejemplo, disparar en las piernas a los migrantes que cometan el error de querer cruzar por la frontera de México a Estados Unidos, lo que busca es reducir el cruce de inmigrantes en la frontera sur.

Una de las propuestas era construir un muro electrificado, y un foso a pie del muro que contenga serpientes y caimanes, cabe mencionar que aún no ha sido desmentida por el gobierno, tras la publicación del libro.

Cualquier persona hoy en día tiene al menos una leve noción sobre la campaña de Trump con respecto al muro fronterizo a lo largo de la frontera de México, durante su campaña presidencial era una de sus principales promesas, quién no lo recuerda.

Y lo cierto es que dicha construcción se inició, utilizando $3,600 millones de los fondos militares que el mismo Pentágono ha destinado para el desarrollo de semejante construcción.

Con respecto al libro anteriormente mencionado, según los autores se han basado en entrevistas de carácter anónimo a diferentes funcionarios estadounidenses. Y los comentarios sobre disparar a las piernas a los migrantes que intentaran cruzar, se suscitaron durante los días donde se amenazaba con una caravana masiva camino a estados unidos.

Otros de los detalles que se relatan en el libro publicado por los periodistas del New York Times, es que Trump quería que el muro se pintara de color negro, pero el presupuesto para tal color era demasiado elevado, por lo que solo quedó en una idea vaga sin concretar.

Un detalle importante para la construcción del muro es también que en las zonas donde se cuenta con propietarios, pues se requiere del permiso de los mismos, y para ello, Trump propuso que esos terrenos fueran expropiados y que se podrían arriesgar a ser demandados por los dueños de los terrenos, el riesgo lo vale para él.

El gobierno estadounidense ha demostrado tener mano dura en el tema migratorio, pero esto no significa que todos sus miembros coincidan con el mandatario, cuando se vivieron esos tensos días con amenazas del cierre definitivo de la frontera con México, algunos de los altos e importantes funcionarios entraron en discrepancias y algunos se dieron a la tarea de deslindarse de sus cargos, tal como fue el caso de Kirstjen Nielsen, la ex secretaria de Seguridad interior, quien renunciara en abril del 2019, pero apenas hace unos días se anunció que volvería a trabajar en el gobierno, pero en un cargo mucho menor.

El pasado junio del año en curso se firmó un acuerdo entre los países México y Estados Unidos, con el compromiso de frenar o reducir lo más posible el flujo de migrantes con camino al país del norte. Por su parte México ha anunciado recientemente que el flujo de migrantes se ha reducido en un 56%. El acuerdo firmado constaba de 90 días para obtener resultados.

Podemos ver claramente el empeño del mandatario por erradicar la entrada ilegal de inmigrantes, su máxima aspiración es esa, y mantiene su vista enfocada en ello, ha hecho muchas propuestas para lograrlo, las anteriores son solo la muestra de que no siempre las propuestas son de carácter maduro, pero dejan ver a todas luces las intenciones de conseguirlo a toda costa, o sea, no se andan con rodeos.

Recordemos también que el año pasado por el mes de octubre, expresó su deseo de querer erradicar la ciudadanía por nacimiento, aludiendo al comentario de que Estados Unidos es el único país en el que un inmigrante llega ahí a tener un bebé y que dicho bebé se convierte en ciudadano y goza de esos beneficios por 85 años.

Ha propuesto también la residencia basada en el mérito, en la que claramente se excluyen las oportunidades para todos, y se reducen los privilegios a unos cuantos, que esencialmente consta de obtener el beneficio si eres una persona adinerada, y otros requisitos, pero el principal es contar con una economía que no represente en un futuro que serás una carga pública. No olvidemos las redadas que han hecho a ex convictos inmigrantes, por ejemplo.

El pasado abril del 2019 expresó la intención de enviar a las ciudades santuario, a todos los inmigrantes detenidos, mismas que son dirigidas por los demócratas en oposición a su estricta visión sobre política migratoria. Las ciudades santuario se han negado a entregar a los inmigrantes para su deportación, por esa razón Trump quiere proceder de la manera anteriormente expresada.

Para Trump las ciudades santuario no son más que el símbolo de la izquierda radical, que atenta contra la estabilidad nacional, al estar en desacuerdo con sus políticas migratorias. En un gesto sarcástico tuiteo que al parecer las ciudades santuario comparten la idea de brazos abiertos a los inmigrantes, pues entonces que esto les hará felices cuando él les envíe a todos los inmigrantes ilegales.

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde…

Entrada de las oficinas centrales de Internal Revenue Service, mejor conocido como IRS

Con todo lo anterior no quiero espantar a nadie ni mucho menos, solo es una remembranza de las propuestas hechas por el mandatario de Estados Unidos, es muy claro que, para él, los inmigrantes que provienen de Centroamérica y México, no son muy bienvenidos en su país.

A todas luces, desde su campaña presidencial, e incluso antes de verse envuelto en este papel que ahora desempeña, siempre ha sido una persona que no simpatiza con todas las razas o etnias del mundo, no lo digo yo solamente, lo dicen los hechos, simplemente.

Desde que inició su mandato en la casa blanca ha buscado con ahínco regular la ley migratoria, hacer cambios increíblemente radicales, usted mismo lo ha leído en los párrafos anteriores, que a toda costa el presidente americano busca frenar la inmigración ilegal y que la legal está a un paso de ser casi imposible para todos.

De ser ciertas las acusaciones que se plasman en el libro publicado por los dos periodistas del New York Times, entonces nos estamos topando con una mente terca o tenaz, que pase lo que pase seguirá con sus planes, no sabemos a ciencia cierta cómo terminarán las cosas para todos, si realmente se pondrán en marcha muchas de sus propuestas o si simplemente las cosas seguirán por el rumbo que van actualmente, nadie lo sabe.

De lo que sí debemos preocuparnos es de las cosas que sí se están aplicando en el mandato actual, en donde debemos estar informados de lo que acontece, que no nos agarren por sorpresa algunas de las nuevas medidas en temas de inmigración, no importando su estatus migratorio, usted debe estar al tanto de las novedades.

Cada caso, por supuesto, es distinto, cada persona tiene su propia historia que contar, cada persona vivió una travesía a su propia manera y llegar hasta ese territorio del que tanto hablan, donde ocurre el famoso “sueño americano”.  Sea cual sea su caso, lo mejor es que haga todo lo que esté a su alcance para evitar perder cualquier beneficio de residencia legal, y que cualquiera que haya sido su sacrificio para llegar hasta ahí, haya valido la pena, siempre.

La mejor manera en la que usted puede mantenerse limpio, en el que pase lo que pase, usted no se pueda ver manchado y su residencia en Estados Unidos no peligre si llegase a haber cambios radicales en las leyes migratorias, es simple y sencillamente, pagando impuestos.

Parece mentira, pero no, no lo es, usted debe saber que para el gobierno americano es muy importante que usted “no le robe y no le mienta”, si realiza su declaración en tiempo y forma cada 15 de abril, y paga sus impuestos como se debe, usted no tiene nada de que preocuparse.

Ahora que, si su caso no es este, y usted le debe al IRS o le interesa estar al corriente y saber más sobre el tema llámenos al +1 (704) 243-6333 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo a cumplir con sus impuestos, o contáctenos por medio de nuestro website o enriquezca su conocimiento al respecto de primera mano en el sitio oficial del IRS.

Nunca es tarde para ponerse al corriente con los pendientes que tenga con el IRS. En Estados Unidos se lo toman muy en serio, y sepa usted que no pagar impuestos es grave, pero es mucho más grave no hacer las declaraciones anuales, esto solo le traerá más problemas, y se le generarán multas e intereses por lo que su deuda se puede hasta triplicar.

Si usted es indocumentado en Estados Unidos esto no significa que no pueda declarar impuestos, para hacerlo necesita pedir su ITIN, que es el número de identificación de contribuyente individual, perteneciente al Servicio de Impuestos internos de Estados Unidos o mejor conocido como IRS.

Las personas con ITIN no tienen derecho a un SSN, número de seguro social. El ITIN se emite para todo tipo de persona, no importando su estatus migratorio, una vez teniendo ese número usted podrá declarar sus impuestos sin ningún problema.

Tenga en claro que tener in ITIN no es lo mismo que tener una autorización legal en el ámbito laboral, ni como anteriormente lo menciono, tampoco es un pase verde para ser elegible de gozar de los beneficios de un SSN.

Pero lo que sí debe saber y es importante no lo pase por alto, es que si usted declara los impuestos con su ITIN y en caso de que se presente la oportunidad de un reembolso, se le hará llegar sin ninguna objeción.

Hacer las declaraciones de impuestos no es nada fácil, tampoco algo imposible, usted puede hacerlo por buena voluntad sin ayuda y es válido, pero definitivamente será mejor que busque ayuda profesional para evitar caer en errores y pasar por alto detalles que más adelante le puedan acarrear problemas con el IRS.

A estas alturas usted se podrá preguntar, ¿Qué tiene que ver una cosa con la otra? De los temas anteriormente hablados, la respuesta es mucho. Vivir en un país extranjero nunca es fácil a la primera, mucho menos cuando uno está de manera ilegal por los papeles de residencia.

Y una vez estando aquí en el ruedo, usted tiene que saber las jugadas, saber cómo se cabalga en este rodeo. Estados Unidos es verdaderamente estricto con sus reglas y cuando se trata de impuestos, son de lo más estrictos, y demasiado claros en las penalidades.

Si usted mantiene un historial limpio no tiene mucho de qué preocuparse, no es culpa de usted ni de ninguna persona que quiere ganarse la vida dignamente y que está en busca de una mejor calidad de vida, que la ley en cuestiones migratorias cambia, eso no depende de usted, pero lo que sí depende de usted es mantenerse limpio, para que en un momento dado se pueda defender ante alguna corte de inmigración si se le llegase a citar.

Usted debe demostrar con hechos que cuenta con calidad moral y que es un ciudadano responsable que paga sus impuestos, que no le debe al gobierno, y como otro dato curioso, a veces resulta un poco injusto reconocer que los inmigrantes pagan sus impuestos en su mayoría lo hacen de hecho, y ni siquiera pueden gozar de los beneficios del SSN y sin embargo lo pagan.

Lo que pretendo es que se note cómo puede llegar a ser estricto el gobierno, que tal parece estar buscando por todos lados acorralar a los inmigrantes, sobre todo a los inmigrantes ilegales para devolverlos a sus lugares de origen, y si usted no paga impuestos, con la mano en la cintura su turno podría ser el siguiente, pero de lo contrario, pagar impuestos le puede salvar de un mal rato.

Si usted vivió una travesía fatídica en su paso por México para poder llegar hasta la frontera y cruzar a Estados Unidos, y no paga sus impuestos una vez estando en el país del norte, todos sus esfuerzos habrían sido en vano, porque puede perder cualquier beneficio, incluso una persona con green card no puede cantar victoria al 100%.

Es importante tener en cuenta si está solicitando un estatus legal en el país, y el USCIS (Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos) determina que debe una cantidad sustancial de impuestos atrasados al gobierno federal, esto podría hacer que el gobierno rechace su solicitud. Sin embargo, la buena noticia es que los solicitantes que demuestren que están haciendo un esfuerzo para cumplir, y especialmente, haciendo un esfuerzo para pagar su obligación tributaria, aún pueden ser elegibles para la naturalización.

Llámenos al +1 (704) 243-6333 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo a cumplir con sus responsabilidades fiscales, o contáctenos por medio de nuestro website o visítenos directamente en nuestra oficina 4801 E Independence Blvd, Charlotte, NC 28212 para una asesoría legal y profesional en cuestiones de deudas tributarias. Enriquezca su conocimiento al respecto de primera mano en el sitio oficial del IRS .

Dejar un comentario