fbpx

Actualizaciones Importantes de USCIS y el E-verify

Bandera de estados unidos al fondo y siluetas de migrantes caminando

El mes de noviembre es uno de los meses más esperados del año porque es el Thanksgiving y las familias se reúnen y esperan compartir y agradecer por algo en específico, pero este mes es igual de importante en el archivo histórico de la política estadounidense, en especial, en el estado de California, debido a un suceso en particular, digno de ser recordado.

AVISO IMPORTANTE: Debido a la contingencia por el Covid-19, por disposición del gobierno federal, la fecha para presentar la declaración de impuestos en 2020 se extiende hasta el 15 de julio. Consulte más información en la página oficial del IRS.

Se cumplen ya 25 años de la derrota del partido republicano en California el 8 de noviembre de 1994, donde la tirada mayor era basarse en una ley antiinmigrante con la Propuesta 187, para su suerte se trataba de uno de los estados con mayor cantidad de inmigrantes, con una mala jugada el partido republicano sentenció su desaprobación en ese territorio.

El nombre que abanderaba a la Propuesta 187 era más irónicamente conocido como SOS, (save our state). La impulsaban en aquel entonces, un reducido grupo de republicanos en el congreso, lo que promovía dicha propuesta, era excluir de beneficios básicos a todos los inmigrantes que no contaran con papeles, en otras palabras, se buscaba que se les diera la espalda de todos los beneficios públicos, con ello excluirían a un millón de indocumentados de los servicios tan básicos como salud y educación.

Para el año 1994 el país seguía recuperándose de la crisis financiera del 92, la tasa de desempleo se encontraba por encima del 8%, aunado a ello, el país vecino, el “México lindo y querido” también atravesaba por una crisis económica, en la que se devaluó el peso mexicano, lo que dio paso a una masiva migración hacia Estados Unidos.

En ese año se encontraba gobernando el republicano Pete Wilson, y buscaba la reelección, pero en una pésima jugada decidió ser parte de la excluyente propuesta 187, tomó la bandera antiinmigrante que estaba dando de qué hablar y esto le costó la reelección.

El escenario era desalentador, la xenofobia siempre ha existido, pero el hecho de que se les atacara políticamente era nuevo, y dejó perplejos a miles, no solo a los indocumentados, sino que también había mucho apoyo por parte de ciudadanos que no estaban de acuerdo con esta radical propuesta. Había mucha desorganización del lado de los atacados, pues tomó a todos por sorpresa

La ignorancia en temas políticos es algo grave, y muchas personas con buenas intenciones también pueden causar un daño muy grave sin saberlo o sin tener la intención de hacerlo. Ya que, cuando se vivieron esos tensos momentos de la promoción, básicamente, de la violencia y la discriminación, muchas posturas se dejaron ver.

Había muchos ciudadanos que no se consideraban racistas como tal, pero que tenían una gran preocupación por la economía, pensaban que la crisis seguía en aumento y tocaría a sus puertas, que realmente este tema migratorio era la causa de la crisis económica y por el bien de sus familias, por el bien del país, algo se tenía que hacer, con la pena.

Sin embargo, algo maravilloso sucedió, la gente se unió en las calles como nunca antes y de ello surgió la comunidad latina, aquellos que se encontraban dispersos y escabulléndose por el temor a los que vendría después de una propuesta así, sucedió lo inesperado, alrededor de 100,000 personas salieron a las calles de Los Ángeles a expresar su apoyo a los inmigrantes indocumentados.

Esa manifestación masiva en defensa de los inmigrantes sería solo el inicio de acciones políticas que asegurarían que los inmigrantes puedan contar con los mismos derechos, es algo que continúa siendo hasta el día de hoy, el primero de muchos logros sería la aprobación de las licencias de conducir otorgadas a los inmigrantes indocumentados en California.

En 1994 un juez detuvo la propuesta 187 por ser anticonstitucional, el actual gobernador de esos ayeres, Pete Wilson se veía ansioso por llegar a las últimas consecuencias en ese sentido, pretendía llevar el caso a la Suprema Corte.

La comunidad latina promovió a Gil Cedillo, quien era un defensor de los inmigrantes, fue apoyado por los mismos en 1996, tan solo a dos años de aquellas manifestaciones contra la 187; en la Asamblea estatal Cedillo teniendo autoridad como asambleísta promovió la obtención de licencias de conducir para indocumentados.

 No solo la sociedad civil salió en defensa de los inmigrantes cuando se daba propaganda a las 187, sino que los líderes sindicales también se unieron a la defensa, en un acto histórico, se dio pie a una formación de coalición por la resistencia, razones sobran, pero astutamente se percataron de que los inmigrantes son un grupo fuerte de silenciosos trabajadores, que están, y cuentan, tienen peso, valga la redundancia,  “le pese a quien le pese”.

Cabe recalcar que en 1990 la comunidad de latinos en California sumaba el 9% del electorado, para la siguiente década formaban el 14% del electorado, y en cifras actuales, hoy en día representan el 26% del electorado en el estado de California, y más aún, en algunos distritos representan arriba del 50%.

Y quien diría que todo inició por una propuesta de ley anti inmigratoria, que lo único que logró fue concientizar políticamente a la comunidad y aumentando el número de votantes, en contra y a favor de los migrantes, irónico, ¿cierto?

La existencia de aquella nefasta propuesta queda solo en la memoria de las personas, ya que en el 2014 el gobernador Jerry Brown ordenó que por ley se eliminara aquella propuesta de los libros de California.

Sin embargo, el clima político es diferente actualmente, lo podemos ver con el actual mandatario, quien basó su campaña política en promover una política meramente racista, y no cesan las propuestas de modificaciones a la ley en cuestiones migratorias, no se ve cerca un cambio en este sentido, y es por ello que los inmigrantes, especialmente, los inmigrantes indocumentados en Estados Unidos deben mantenerse al tanto de las novedades en ese sentido, para que no lo tomen por sorpresa.

En el mes de agosto del 2019, el presidente estadounidense, en otro de sus tantos intentos por hacer la estadía más complicada para los inmigrantes en Estados Unidos, ordenó que, básicamente el hecho de utilizar beneficios gubernamentales tales como seguro o cupones de alimentos, sea un motivo para afectar la solicitud de ciudadanía o residencia.

Basado en el término de “carca pública”, como tanto se ha recalcado en repetidas ocasiones en sus discursos, eso es lo que se pretende que sean los inmigrantes, y no cesarán al parecer, hasta comprobar que en efecto es lo que son.

Se pretende que los individuos que desean permanecer en Estados Unidos comprueben que cuentan con la autosuficiencia económica para poder sostenerse en lo esencial en ese nuevo país, y esto por supuesto, representa una amenaza a los planes de muchos inmigrantes que iban en busca de cumplir el sueño americano, sabemos que muchos de los inmigrantes, básicamente, huyen de la pobreza y la violencia, con propuestas como esa solo se reducen las posibilidades para ellos.

Esta consigna entró en vigor en octubre, y cabe recalcar que, si usted ha recibido este tipo de beneficios gubernamentales en un periodo de 12 meses o pasados, durante un lapso de 36 meses, se verá afectado, también tenga en cuenta que, si llega a recibir estos apoyos dos veces en un lapso de un mes, esto contará en el registro como 2 meses.

Aunque esta ley haya sido aprobada por el congreso desde 1996, nunca había entrado en vigor. De esta solo quedan exentos algunos inmigrantes legales, tales como los menores de 21 años, enlistados en el ejército, embarazadas y beneficiarios del espectro bajo de Medicaid, refugiados, víctimas de violencia doméstica o de tráfico de personas.

Novedades de USCIS que deben interesar a los trabajadores y empleadores

Trabajadores de la construcción trabajando en el sol

Con la actual administración de Estados Unidos, se han experimentado muchos cambios notables en cuestiones migratorias, y en ocasiones, no se trata precisamente de alguna ley aprobada, sino que el hecho de “amenazar” o insinuar las intenciones para reducir y, en el mejor de los casos, erradicar el flujo ilegal de inmigración en Estados Unidos, no es sorpresa que USCIS experimente cambios.

Cada vez es más complicado obtener visas de acceso a Estados Unidos, aunque el gobierno ha manifestado la motivación por ingresar de manera legal al país, lo cierto es que los requisitos para la obtención de visas son cada vez más complicados, como que las opciones son realmente reducidas. A continuación, algunas de las notas que debería tomar para actualizarse.

En el mes de agosto se promulgó la orden de rechazar la forma I-129, que no tengan datos completos, esta es una petición para trabajador no inmigrante. Tomen en cuenta que este formato debe incluir nombre y dirección de la oficina solicitante o del empleador. Esta solicitud tiene por objeto que los empleadores puedan pedir el ingreso de trabajadores que radiquen en el extranjero.

Los empleadores deberán pagar una cuota de 10 dólares por cada formato H-1B que soliciten. No es la única cuota que sufrirá un cambio, pues también la cuota de procesamiento prioritario ahora será de $1,410 dólares, cuando anteriormente era de $1,140 dólares, esta tarifa es para el formato I-129 que es para solicitar trabajadores no inmigrantes extranjeros y el formato I-140 para solicitar trabajadores inmigrantes extranjeros.

El formato I-765 para solicitar autorización de empleo ahora costará $490 dólares, cuando antes el costo era de $410 dólares, sin dejar de lado que se debe cubrir una cuota por exámenes biométricos, con costo de $85 dólares, por lo que en total se debe pagar la cantidad de $575 dólares.

Mucho cuidado con su ingreso a Estados Unidos, ya  que, si usted ingresó de manera ilegal y realiza una solicitud de asilo, la obtención de un permiso de empleo en el periodo de tiempo en que debe esperar para una respuesta a su solicitud podría verse afectado.

Este cambio es el más reciente, a partir del 13 de noviembre del año en curso, USCIS dio a conocer que se cancelarían los permisos de empleo para los inmigrantes que ingresaron ilegalmente al país, ya que quieren evitar que el empleo sea la única razón de dicha petición.

Ese memorándum publicado por la USCIS en noviembre es muy claro en los puntos que se considerarán para negarle el asilo: si usted falta a una cita, si no presenta la solicitud de asilo en un periodo de 1 año de haber ingresado al país, con ello tampoco podrá obtener empleo, contar con antecedentes penales en el país, especialmente de abuso de menores, violencia familiar y conducir bajo influencia de drogas.

Para los solicitantes de visas H-2, que se suponen de trabajadores de granja/agrícola o no especializado, se supone que los requisitos serán los mismos que los trabajadores agrícolas por temporada, no le será aprobada la solicitud si se demuestra que su intención no es trabajo temporal.

Es sin duda un hecho que en la administración actual hay un mayor número de rechazo de visas de trabajo de tipo H-1B. Tan solo en el año 2015 se rechazaron 6% de las solicitudes, pero en el primer trimestre del 2019 se rechazaron alrededor de 24% de solicitudes.

Visa H-2A

Trabajadores agrícolas trabajando en el sembradío

A inicios del mes de noviembre, se aprobó en el congreso una propuesta de ley para aplicar modificaciones al programa de visas para agricultores, mejor conocidas como visas de tipo H-2A, la modificación consiste en la obtención por mérito.

No fue una propuesta en solitario, creada únicamente por congresistas, esta tuvo la participación de líderes agrícolas, alrededor de 250 grupos de trabajadores agrícolas, que trabajando en conjunto buscaron las opciones para aplicar los cambios. El beneficio final es que los trabajadores de este sector puedan obtener un estatus legalizado por medio de la contratación continua.

Se pretende contar con una actitud más flexible hacia los trabajadores agrícolas que por medio de estas visas obtienen esos empleos temporales. Así como igual establecer de manera obligatoria el empleo del sistema E-verify, mismo que tiene por objeto evitar la contratación de indocumentados.

Esta propuesta de ley es bien vista por muchos, y se espera que se apruebe como ley. Aparte que el hecho de que ambos partidos en el congreso, republicanos y demócratas hayan llegado a un acuerdo en beneficio de los trabajadores, da esperanzas de avances en ese sentido, finalmente están para legislar en favor de los contribuyentes.

 Los cambios a las visas de tipo H-2 serán para desempeñarse en el rubro del pastoreo de ovejas o cabras, de manera temporal. En caso de requerir un permiso laboral permanente, deberán cubrir ciertos requisitos. Se contratarán a estas personas por periodos de 364 días consecutivos.

Serán denegadas este tipo de solicitudes si demuestran que las intenciones de laborar no son temporales, realmente no se pretende que la actual norma se vea alterada de manera radical, esto entrará en vigor a partir de 1ro. De junio del 2020 aplicado en el formato I-129 de USCIS.

Uno de los estados que se ve enormemente beneficiado por los trabajadores de temporada, especialmente los que cuentan con visa tipo H-2, es Carolina del Norte, ocupando el quinto lugar, beneficiado por trabajadores con visa H-2A que pertenece a los trabajadores de temporada agrícolas y ocupa el cuarto lugar con mayor número de trabajadores de temporada no agrícola con visa H-2B.

Hay una cooperativa de agricultores en Carolina del Norte llamada North Carolina Growers Association (NCGA) que sirve como enlace entre agricultores y trabajadores temporales en ese rubro.

 Un dato curioso en este sentido, en el año 2015, un economista del Centro para el desarrollo global, Michael Clemens, se dio a la tarea de presentar elaborar un estudio sobre las vacantes de ciudadanos en este ámbito laboral, y dio a conocer que de las 7000 vacantes que ofreció la NCGA, aplicaron 250 estadounidenses, solo 70 de ellos se presentaron al empleo y únicamente 5 cumplieron con la temporada laboral.

Por instrucciones de USCIS, la cantidad de visas de tipo H-2B cada año es de 66,000, y hace pocos días dio a conocer que ya se cubrieron la mitad de esas visas, es decir, para el año fiscal 2020, ya están otorgadas 33,000 visas para el periodo de tiempo de entre 1ro de abril al 30 de septiembre, y la otra mitad consta del segundo periodo laboral de ese año fiscal.

De esos trabajos el 44% corresponde al ámbito de jardinería y paisajismo, el 7.5% corresponde a trabajos de conservación y forestales, el 6.6% corresponde a empleadas domésticas y personal de limpieza y el 5.5% corresponde a procesadores de carnes.

Trabajadores temporales agrícolas Trabajadores temporales NO agrícolas

 Se llevó a cabo recientemente una renegociación del Tratado México-Estados Unidos-Canadá (TMEC), misma que fue propuesta por legisladores estadounidenses, ahora que se tiene de frente un nuevo gobierno en el país vecino, México.

Una publicación realizada por un grupo de periodistas hace un análisis sobre algunos de los puntos relevantes a considerar que se deriven de esta renegociación, digno de prestar atención, en este análisis se abordan puntos clave como por ejemplo, los impactos del TMEC y la renegociación de NAFTA si se presentará el fracaso del comercio bilateral, los precios, el mercado laboral, la producción, etc.

En ese estudio se crea un escenario basado en el comercio de cuatro regiones, (México, Estados Unidos, Canadá y el resto del mundo), con cuatro ramas laborales, (manufacturación, construcción/servicios, agricultura de trabajo intensivo y agricultura de capital intensivo), mismos que emplearían dos tipos de trabajadores, (calificados y menos calificados); y la afluencia de trabajadores indocumentados de México hacia Estados Unidos, con el fin de evaluar el impacto del TMEC en semejanza con el escenario de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) mejor conocido como NAFTA por sus siglas en inglés.

De dicho análisis se resalta que, la producción del rubro agrícola intenso disminuye por el incremento de importaciones provenientes de México, pero las exportaciones de Estados Unidos hacia Canadá y México se expanden. En el ámbito de la construcción y de servicios, en Estados Unidos se reduce por la poca aplicación de vacantes nativos, sin embargo, se incrementaría la manufacturación y la agricultura intensiva en capital que exporta Estados Unidos incrementaría ya que este sector hace uso de la construcción, mano de oba y los servicios.

El panorama en México sería benéfico en los cuatro sectores laborales, ya que en todos ellos se incrementaría la producción, y curiosamente, las deportaciones de Estados Unidos a México harían que se expanda dicha producción, pues cubren el espacio de los trabajadores de tipo menos calificados.

Sin embargo, según ese análisis, en caso de que no se logre llegar a un acuerdo respecto al TMEC, el panorama sería otro para México, ya que es el país que tiene acceso a negociaciones laborales con dos mercados importantes que son Canadá y EU.

Pero, el estudio contempla la aún existente diferencia salarial entre los países, como Estado Unidos y México, y esto seguiría siendo un motivo para la migración hacia el país del norte, en búsqueda de mejores salarios. Si se reducen los aranceles para México, esto podría ayudar a evitar la masiva migración. Las cartas siguen moviéndose sobre la mesa, aún está por verse un mejor desenlace en este sentido.

El gobierno mexicano parece preocupado por salvaguardar el bienestar de sus ciudadanos aún en propiedad estadounidense, que recientemente en este mes se firmó un acuerdo entre la Secretaria de Relaciones Exteriores (SRE) y la Unión de campesinos de América, se pretende proteger legalmente a los trabajadores inmigrantes, en caso de necesitarlo por cuestiones laborales.

La prioridad de ese acuerdo es ayudar a los trabajadores mexicanos en Estados Unidos, con problemas legales del ámbito laboral que sean apoyados a su vez por un sindicato, sobre todo los de la industria lechera localizados en Washington, así como capacitaciones impartidas en los consulados para informarles sobre las garantías en cuestiones de derechos humanos, la información es poder.

E- Verify y el estatus migratorio

Imagen de un jefe inspeccionando a los jefes

El gobernador de Florida solicitó a sus legisladores que para el 2020 sea obligatorio que las empresas hagan uso del sistema E-verify, en el que se arroja información sobre las autorizaciones de empleo para laborar legalmente en Estados Unidos.

Respalda su petición tras el argumento de que es cuestión de seguridad pública, así como también se trata de justicia para los trabajadores que sí cuentan con los permisos laborales y a la vez es justo para los trabajadores nativos.

Sin embargo, hay preocupación al respecto, ya que, en voz de algunos ciudadanos y servidores públicos, el sistema es poco confiable y tiene fallas, lo cual desencadenaría un entorpecimiento para la economía estatal. En caso de aprobarse la ley, todos los empleadores se verían obligados a cumplir y verificar el estatus migratorio y autorizaciones de cada solicitante. El temor es que se empiece lentamente hasta extenderse a todo el país.

Pero no todo es amargura para los inmigrantes en Estados Unidos, hay personas y agrupaciones civiles que velan por defender los beneficios de ellos, tal es el caso que reporta el Centro de Políticas para los Inmigrantes en California (CIPC), dieron a conocer un análisis en el que, por lo menos 600,000 personas se verían beneficiadas si el estado otorgara créditos a las familias inmigrantes.

Con ello, California sería el primer estado del país en solicitar el Crédito Tributario por el Ingreso del Trabajo de California (CalEITC), para contribuyentes de menores ingresos sin importar el estatus migratorio.

Algo así representaría un rayo de esperanza para los inmigrantes en Estados Unidos, y California seguiría siendo un estado que apoya a los trabajadores inmigrantes, ello reflejaría que realmente no importa el estatus migratorio sino el esfuerzo y trabajo.

En el estudio propuesto por el CIPC se menciona un punto importante: los programas gubernamentales que apoyan a las familias de bajos ingresos y que pretenden apoyar así a la economía local y estatal, no son tan efectivos como CalEITC, ya que dicho programa realmente tiene un impacto más significativo en la economía de quienes se benefician de él, aunque las personas sin SSN reciben menos dinero de los créditos tributarios; se trata de meter presión al gobierno de California para que considere esa proposición, está por verse una respuesta, la esperanza muere a lo último.

Los inmigrantes representan un aporte económico para el país, contrario a los comentarios xenófobos que circulan, ¿Carga pública? No precisamente. Un ejemplo de ello es la ciudad Guymon que evitó convertirse en pueblo fantasma, localizada en el estado de Oklahoma; cuenta con más de 10,000 habitantes.

El clima no es amigo de esta zona, pues es un lugar donde se sufre de la presencia de tornados y gélidos inviernos, de naturaleza árida y grandes llanos, definitivamente no es el lugar más atractivo de Estados Unidos, vivir ahí no es apto para cualquiera.

Pero aquí ocurrió un rescate orquestado principalmente por mexicanos inmigrantes, ya que solucionaron los problemas económicos de ese lugar en los últimos 20 años. Se puede decir que la apertura de un matadero en Guymon fue lo que incentivo la llegada de inmigrantes para trabajar. 60% de su población son latinos.

En Guymon se encuentra un panorama curiosamente aislado al resto de sus alrededores, ya que se habla español en su mayoría y es muy común encontrar productos de origen latino en las tiendas locales.

Se puede decir que los inmigrantes no representan una carga pública para ese poblado, por el contrario, son el impulso económico del mismo, y se encuentra repleto de negocios con sus letreros en español e irónicamente, verás a trabajadores estadounidenses con patrones mexicanos, ironías de la vida, ya que este lugar está creciendo en un sentido multicultural y esto es positivo.

Más irónico aún, el estado de Oklahoma se caracteriza por ser muy conservador, tanto que Trump ganó en ese estado, y Guymon no se quedó atrás en ese sentido. Por supuesto, la llegada de los primeros latinos a ese lugar hace 20 años no fue bien recibida en un principio., pero hoy en día son mayoría ahí.

El encargado de desarrollo económico de Guymon, Stan Ralstin, afirma que la apertura de una fábrica de alimentos atrajo la llegada de más inmigrantes y con ello se logró cambiar el futuro desesperanzador de esa población, y se encuentra aún en crecimiento.

Lo cierto es que los inmigrantes en Estados Unidos aportan cada año a la nación cerca de 12 mil millones de dólares, entre impuestos estatales y locales. Incluso sin poder gozar de los beneficios básicos de los que gozan los ciudadanos americanos por pagar impuestos. Los inmigrantes pagan hasta un 8% de sus ingresos y la comunidad de adinerados llega a pagar tan solo poco más del 5% de sus ingresos.

La correspondiente aportación ciudadana sobre los impuestos anuales representa un apoyo mutuo, en el aspecto social. Pues realmente es un dinero que se utiliza en obras y beneficios públicos, es meramente de interés popular, y por un bien común. Lo que me lleva nuevamente a la pregunta, ¿Realmente son los inmigrantes una carga pública?

El punto clave parece estar en las declaraciones de impuestos y el pago de los mismos, hay que cumplir con ese deber ciudadano, ya que Estados Unidos es uno de los países más estrictos en este sentido, pues con sus rígidas normas, y casi de cero tolerancias busca que los impuestos sean declarados y se pague lo que corresponda en cada caso, sin embargo, aún existen personas que hacen caso omiso y pasan por alto tal responsabilidad o deber ciudadano y no pagan impuestos, mucho menos los declaran.

Después de todo, Estados Unidos sigue siendo el principal destino para los migrantes, como se dio a conocer en un reporte publicado hace unos días por el portal de noticias de la ONU: 51 millones de inmigrantes. Este panorama no parece que vaya a cambiar en un futuro cercano, sin embargo, de lograrse la mayoría de las propuestas del mandatario actual, las puertas a la inmigración estarían casi cerradas.

Es importante tener en cuenta si está solicitando un estatus legal en el país, y el USCIS (Servicio de Ciudadanía e Inmigración de los Estados Unidos) determina que debe una cantidad sustancial de impuestos atrasados al gobierno federal, esto podría hacer que el gobierno rechace su solicitud. Sin embargo, la buena noticia es que los solicitantes que demuestren que están haciendo un esfuerzo para cumplir, y especialmente, haciendo un esfuerzo para pagar su obligación tributaria, aún pueden ser elegibles para la naturalización.

Llámenos al +1 (704) 243-6333 para obtener más información sobre cómo podemos ayudarlo a cumplir con sus responsabilidades fiscales, contáctenos por medio de nuestro website  o visítenos directamente en nuestra oficina 4801 E Independence Blvd, Charlotte, NC 28212 para una asesoría legal y profesional en cuestiones de deudas tributarias. Enriquezca su conocimiento al respecto de primera mano en el sitio oficial del IRS .

Dejar un comentario